martes, 17 de octubre de 2017

No game no life

Hace tres años Madhouse se encargó de adaptar las novelas de Yu Kamiya en una serie animada de 12 capítulos.

La historia está protagonizada por Sora y Shiro, hermano y hermana, que son muy famosos en todo Internet como NEETs y hikikomoris que se pasan el día jugando a videojuegos, tanto que son una leyenda. Los dos consideran el mundo real como “un juego malo”. Un día, un chico llamado “Dios” les invoca a otro mundo. Allí, Dios ha prohibido las guerras y declara que en el mundo todo se decidirá mediante juegos, incluso cuáles serán las fronteras entre países.

La trama de la serie queda inacabada, este año se ha estrenado una película que en principio continua donde la serie lo deja.


De manera habitual es poco probable que hubiese visto esta serie, la sinopsis no me llama nada la atención, y si buscas algo de ella por internet sólo encuentras imágenes del desmedido fanservice que ofrece (posiblemente en cada capítulo), pero tras darle una oportunidad no he podido evitar sorprenderme, al menos en los primeros capítulos, ya que 'No game no life' cuenta con un desarrollo más complejo al que cabe esperar, en una escalada bastante pronunciada además.

Así pues, nos encontramos donde la principal trama de la serie, los juegos, resultan ser cada vez más enrevesados, y, como en una buena partida de ajedrez, los movimientos en esta peculiar guerra se han de anticipar con mucha antelación, y eso es sin duda su punto fuerte al principio, pero también su punto flojo llegado un momento donde el guión parece más interesado en dejar continuamente atrás al espectador para darle luego un colofón final, incluso cuando se les va de las manos.


Habrá que ver cómo la película continua la trama, pero por ahora la serie me ha parecido bastante entretenida, toda una sorpresa inicial venida a menos en los últimos juegos.


Ho!

0 comentarios :

Publicar un comentario