lunes, 14 de octubre de 2019

Dragon ball super: Broly

A finales del año pasado (principios de este en España) se estrenó 'Dragon ball super: Broly', la tercera desde que empezó la etapa "super".

La tierra se encuentra en paz después de disputarse el Torneo de la fuerza. Al darse cuenta de que en el universo aún hay personas extremadamente fuertes, Goku pasa los días entrenando para alcanzar un nivel superior. Pero un día, Goku y Vegeta son desafiados por un misterioso saiyan llamado Broly.
La raza saiyan debería haberse extinguido por completo tras la destrucción del planeta Vegeta, pero entonces, ¿qué está haciendo en la Tierra?
Freezer, que ha regresado del infierno, está involucrado nuevamente y el encuentro entre estos tres Saiyans, que han tenido un destino totalmente diferente, se convertirá en una batalla feroz.

La película está llevada a cabo por Toei, dirigida por Tatsuya Nagamine y guionizada por el propio Akira Toriyama.


En la serie 'Dragon ball super' hay un problema y es que los guiones son muy malos y estúpidos, rozando el ridículo y la vergüenza ajena, en esta película a ese problema se suma que Toriyama es un vago de cuidado, porque lo que ha hecho aquí no es más que reciclar la base de otras películas, agitarlas de mala manera (con sus típicos errores), y tratar de vender el resultado como algo nuevo, pero el olor a rancio ha seguido ahí.

No todo es malo, Toei en esta ocasión ha vuelto a ofrecer una animación bastante decente (cuando el CGI no cantaba, claro), con un buen puñado de dosis de fanservice que seguramente habrá contentado a los que simplemente querían ver a Goku y Vegeta luchar de nuevo con Broly, yo en cambio me alegro de no haber ido a verla al cine.


Supongo que si Toriyama ha decidido realizar esta interpretación es para usarlo más adelante, en todo caso, para mí es muy prescindible, como toda la etapa bajo el sello de "super".


Ho!

viernes, 11 de octubre de 2019

The legend of Zelda: Link's awakening

Hace unas semanas salió a la venta para Nintendo Switch una nueva versión del juego de Game Boy, 'The legend of Zelda: Link's awakening'.

Por culpa de una terrible tormenta, Link naufraga y es arrastrado por la corriente hasta la costa de una extraña isla tropical habitada por lugareños muy curiosos. Para volver a casa, nuestro intrépido héroe deberá encontrar instrumentos mágicos dispersos a lo largo y ancho de la isla y despertar al Pez del Viento, sumido en un profundo sueño.

Esta versión ha sido desarrollada por Grezzo, que ya se encargó de realizar los ports a 3DS de los Zeldas de N64.


El título original es uno de mis juegos favoritos de todos los tiempos, y desde luego mi Zelda preferido, así que cuando anunciaron esta nueva versión, aunque me decepcionó un poco que el remake de este juego no fuera de una mayor envergadura, sabía que mi nostalgia podría conmigo y tarde o temprano caería, así que ¿para qué esperar?, compré el juego de salida, y lo disfruté como un enano, tanto que en tres tardes ya me lo había pasado con todos los corazones, todas las mejoras, todas las caracolas, y todas las figuritas... y es que esta versión respeta enormemente al original.

Y ese es precisamente su mayor pero, el juego respeta tanto el original que las novedades que han puesto saben a poco, y desde luego no valen lo que cuesta el juego (lo del editor de mazmorras incluso me ha parecido un peñazo, hubiese preferido que mantuvieran la secundaria de las fotos de la versión DX), ni justifican que esta versión sea más cara de lo que costó en su día el original y la versión de GBC. Tampoco podemos decir que el precio se justifique por poder jugar al juego en una portátil, porque el original ya era un juego portátil (que además se podía jugar en la tele gracias al Super Game Boy o al Game Boy player).

En los aspectos técnicos, aunque el diseño "Pinypon" de los personajes no me termina de entusiasmar, todo en general me ha parecido muy cuco, una recreacción muy vistosa de los escenarios originales, y en los aspectos sonoros es una delicia escuchar de forma orquestada aquellas melodías que la Game Boy dispuso con tonos. Lo que sí que no tiene perdón, es que un juego así tenga ligeras bajadas de frames, no es algo que afecte a la jugabilidad, pero denota cierta dejadez.


En resumen, un juego imprescindible para todo aquel que no haya jugado al título original. Para el que ya lo haya jugado, esta versión es es una buena excusa para volver a explorar la isla de Koholint, aunque personalmente me parece inferior a las versiones de Game Boy y Game Boy color.


Ho!

martes, 8 de octubre de 2019

Joker

Dirigida por Todd Phillips, 'Joker' trata de explicar los orígenes del más que conocido villano de DC:

Arthur Fleck es un humorista cuyo particular sentido del humor no es comprendido por el público y, en 1981, termina fracasando. Hundido en la depresión y el desánimo, descubre, rondando las oscuras calles de Gotham City, que el crimen y el asesinato son una fuente de inspiración y vitalidad.
Tras esa fase psicótica, se erigirá como un desquiciado genio anárquico bajo la identidad del Joker.

Joaquin Phoenix se encarga de dar vida a Arthur Fleck, acompañado por Robert De Niro, Zazie Beetz y Frances Conroy.


Tras varios Jokers cinematográficos, el trabajo de Phoenix a la hora de ponerse en la piel de payaso más enfermizo de los cómics iba a estar mirado con lupa, y quizás por ello las críticas la han ido poniendo por las nubes, porque la actuación de Phoenix es simplemente genial (aunque, puestos a comparar, yo sigo prefiriendo el resultado de la de Heath Ledger).

No es lo único destacable en esta película, Phillips mima mucho toda la puesta en escena y la bajada a los infiernos de un personaje que parecía que no podía bajar más hondo. Pero, la película tampoco es perfecta, y es que, sin ser ningún erudito (ni mucho menos) del personaje, sí he echado en falta muchos de los atributos más peligrosos del personaje (un psicópata tremendamente inteligente y retorcido), y personalmente creo que el declive del personaje llega un momento en el que se estanca y cae en cierta redundancia, y ello hace que la mutación del personaje se resienta e incluso pierda fuerza por momentos.


Cabe decir que los orígenes que yo conozco del personaje son los que Alan Moore plasmó en 'La broma asesina', desconozco si los de esta película están basados en alguna otra novela gráfica, pero a los que tengan la obra de Moore en la cabeza sí les recomiendo ver esta película sin ningún tipo de pretensión en ese sentido.


Ho!

sábado, 5 de octubre de 2019

Ad astra

'Ad astra' es una película dirigida por James Gray y protagonizada por Brad Pitt.

El astronauta Roy McBride viaja a los límites exteriores del sistema solar para encontrar a su padre perdido y desentrañar un misterio que amenaza la supervivencia de nuestro planeta. Su viaje desvelará secretos que desafían la naturaleza de la existencia humana y nuestro lugar en el cosmos.

A Brad Pitt le acompañan ante las cámaras actores de la talla de Tommy Lee Jones, Donald Sutherland y Liv Tyler entre otros.


Sabor agridulce es el que me he llevado tras ver la película. Dulce porque la película me ha parecido estupenda en muchos aspectos, desde la puesta en escena, hasta la actuación de Brad Pitt y la elaboración de su personaje, pasando por una bella factura técnica, y un guion bastante interesante con un entretenido recorrido hasta la meta.

Agrio porque la película es bastante densa, no en argumento, pero sí en lo mucho que James Gray abusa de la lírica audiovisual, hasta el punto de que, aunque la película dura dos horas, y a mí no me importa que las películas sean pausadas, en algunas ocasiones 'Ad astra' se me llegó a hacer demasiado larga y pesada, aunque no descarto que quizás haya sido porque no vi la película en la sesión adecuada.


En todo caso, creo que para al que le gusten las películas espaciales realistas, así como disfrutar de la belleza de nuestro sistema solar, ya merecerá la pena su visionado.


Ho!

miércoles, 2 de octubre de 2019