miércoles, 15 de agosto de 2018

Ben-Hur

Continuando con este mes de clásicos, hoy me toca hablar de 'Ben-Hur', la épica aventura protagonizada por Charlton Heston:

Durante la ocupación romana de Jerusalén, Judá Ben-Hur, un joven de noble familia judía, es acusado de intentar asesinar al gobernador y enviado a galeras como esclavo por quien creía su amigo, Messala, un joven comandante romano. Desde ese momento, Ben-Hur solo vivirá para la venganza.

La película está dirigida por William Wyler, y junto a Heston comparten pantalla actores como Stephen Boyd, Hugh Griffith, Jack Hawkins, y Haya Harareet por nombrar algunos.


Si en mi juventud me dicen que habría visto una película de romanos, de 3 horas y media de duración, con tintes religiosos de trasfondo, y que me habría gustado... no lo creería, pero quizás los gustos de uno van cambiando con el tiempo, o quizás es que 'Ben-Hur' es una película que tiene de todo, una historia de superación ante la adversidad, acción, y drama, por no hablar de que las escenas de la carrera de cuadrigas o de las galeras me han parecido geniales.

Charlton Heston es el alma de la película, con una actuación capaz de reflejar en todo momento el sufrimiento del personaje, además de su odio, su ira, e incluso su consideración, pero lo que más destacaría sobretodo es el nivel de producción tan impecable que ofrece, y más si tenemos en cuenta que estamos ante una película de 1959.


El mayor pero que le he encontrado ha sido a la parte final, cuando la trama decae, y se centra demasiado en el trasfondo religioso, aunque entiendo que es necesario para darle más empaque al arco argumental de la madre y la hermana del protagonista.


Ho!

jueves, 9 de agosto de 2018

Ciudadano Kane

En 1941 Orson Welles estrenó la que está considerada como una de las mejores películas de la historia del cine, 'Ciudadano Kane', basada en la vida de William Randolph Hearst:

Un importante financiero estadounidense, Charles Foster Kane, dueño de una importante cadena de periódicos, de una red de emisoras, de dos sindicatos y de una inimaginable colección de obras de arte, muere en su fabuloso castillo de estilo oriental, Xanadú. La última palabra que pronuncia al expirar es "Rosebud". El país entero y la prensa en general quedan intrigados por saber el significado de esta palabra. Para descubrirlo, un grupo de periodistas se pone a investigar.

La película está dirigida y protagonizada por el propio Orson Welles, acompañado por Joseph Cotten, Dorothy Comingore, Ruth Warrick, Everett Sloane, Ray Collins y muchos más.


Que una película esté considerada como una obra maestra del cine son palabras mayores, y no es para menos cuando ves lo que supuso para el cine en su día, y es que incluso a día de hoy sorprende lo bien que ha envejecido técnicamente y a nivel narrativo, dejando atrás muchos convencionalismos del cine. Pero, al menos en mi opinión, para valorar una película no es suficiente con lo que pudo suponer en su día o no.

Bajo mi punto de vista 'Citizen Kane' falla en uno de los aspectos más importantes del cine (uno de los más subjetivos también), que es en el de entretener, y aunque se nota que Orson Welles trata de darle cierto carisma a su personaje con una notable actuación, y tiene algún que otro momento destacable, lo cierto es que tras dos horas de película la vida del Sr. Kane no dejó de parecerme tan interesante como aburrida, en partes iguales, o quizás no tanto.


Lo más gracioso, es que tras ver la película me dio por buscar y leer opiniones y artículos, y me resulta muy curioso que haya tanta gente que alabe la película aún reconociendo que puede resultar aburrida y que puede no lograr entretener al espectador, lo cual a mí me resulta contradictorio.


Ho!

viernes, 3 de agosto de 2018

Lo que el viento se llevó

Datada en 1939, 'Lo que el viento se llevó' es una película basada en la novela de Margaret Mitchell, 'Gone with the wind', dirigida por Victor Fleming.

Georgia, 1861. En la elegante mansión sureña de Tara, vive Scarlett O'Hara, la joven más bella, caprichosa y egoísta de la región. Ella suspira por el amor de Ashley, pero él está prometido con su prima, la dulce y bondadosa Melanie. En la última fiesta antes del estallido de la Guerra de secesión (1861-1865), Scarlett conoce al cínico y apuesto Rhett Butler, un vividor arrogante y aventurero, que sólo piensa en sí mismo y que no tiene ninguna intención de participar en la contienda. Lo único que él desea es hacerse rico y conquistar el corazón de la hermosa Scarlett.

El reparto cuenta con actuaciones de Vivien Leight, Clark Gable, Olivia de Havilland, Hattie McDaniel, y Leslie Howard entre muchos más.


Reconozco que hace tiempo que tengo curiosidad por ver este clásico, pero me daba pereza verla por la temática y sus casi cuatro horas de duración. Tras verla no me queda otra que decir que ha sido toda una sorpresa, sorpresa porque no esperaba semejante envergadura técnica para una película del año 39, los colores, los planos, la música, el despliegue de medios... sin duda todo a nivel de una gran producción.

Pero lo mejor es que las dos primeras horas de la película me han parecido estupendas, la historia te atrapa de forma magistral, la evolución del personaje de Scarlett O'Hara es genial, y la actuación de Vivien Leigh consigue dar a su personaje un carácter endiablado a la vez que encantador. Pero a partir de ahí se deshincha, continua teniendo latigazos geniales, pero tiran al traste esa destacable evolución del personaje para casi volver al punto de salida, y le dan un excesivo protagonismo a un personaje que, si bien tiene su miga, la sensación que me ha dejado es la de ser un mero secundario en esta historia (totalmente injusto que el nombre de Clark Gable salga en los créditos por encima del de Vivien Leight).


Ciñéndome sólo a la historia, y no a la repercusión que pudo tener en su día, me parece una película notable, con excelentes actuaciones, y quizás ensombrecida por una segunda mitad que bajo mi punto de vista no consigue estar a la altura de la primera mitad.


Ho!

martes, 31 de julio de 2018

Julio 2018

Windows 10 pro

Y, como ya he hecho otros años, en Agosto me tomaré un descanso del blog, pero he dejado algunas reseñas programadas sobre algunos clásicos del cine ;)


Ho!

domingo, 29 de julio de 2018

Primeras impresiones 'Tricky towers'

'Tricky towers' es un juego del 2016 desarrollado por WeirBeard.

Con tu capa brillante y tus poderes impactantes, ¡construyamos algunas Tricky Towers al instante! Apila tus piezas en esta tierra admirable, ¿cuál será la torre más estable? Enfréntate a tus amigos y alcanza la fama en este frenético panorama.

El juego está disponible para PC, PlayStation 4 y Xbox One.


Este es otro juego de los que si no lo hubiese jugado en casa de un amigo seguramente no lo hubiese descubierto nunca, y hubiese sido una pena, porque aunque sólo he jugado a los diferentes modos multijugador que ofrece, me pareció de lo más adictivo que un fan del 'Tetris' se puede echar a la cara.

Y es que cuando parecía que ya estaba todo inventando en el clásico juego de Alexey Pajitnov y Vladimir Pokhilko, los chicos de WeirBeard ofrecen una vuelta de tuerca genial gracias sobretodo a la incorporación de la física, que hará que nuestras torres no sean todo lo estable que podamos desear.


A falta de probarlo más a fondo, de momento ya me parece todo un imprescindible para tardes de piques con amigos ^^


Ho!

jueves, 26 de julio de 2018

Adiós Miki

Aunque actualmente en mi blog escribo sobretodo de Ike, mi gato, hasta hace unos días tenía tabién otro gato: Miki. No he hablado mucho de él porque, aunque estaba a mi nombre, se quedó en casa de mis padres cuando yo me independicé, porque lejos de ser una mascota era uno más de la familia, un miembro con el que hemos compartido 20 años.


Pese a sus años Miki se había mantenido bastante bien, pero en los últimos tiempos la edad empezó a hacer mucha mella en él, el veterinario no le daba mucho tiempo, y cuando empeoró mis padres tomaron la decisión de que no sufriera. Personalmente me hubiese gustado que llegara a su fin de forma más natural, pero comprendo que era lo mejor para él.

En estos días no han dejado de venirme a la cabeza muchos recuerdos que tengo de él, y es que han sido muchos años, era un gato con carácter (aunque en los últimos años se había vuelto un trocito de pan cascarrabias), fiero y cariñoso a partes iguales, muy travieso en sus años mozos, pero con una paciencia infinita (no sólo por aguantarme a mí, también por aguantar a todos los animales que han pasado por casa de mis padres y que él no dudó en cobijar).

Sin duda, sin él la casa de mis padres estará mucho más vacía, pero espero que al menos en estos veinte años hayamos podido ofrecerle una buena vida, y hayamos sido para él casi tanto como él para nosotros.


Ho!

lunes, 23 de julio de 2018

The witcher 3: Wild hunt

Desarrollado por la empresa polaca CD projekt, 'The witcher 3: Wild hunt' es el cierre de la trilogía de Geralt de Rivia, basada en las novelas de Andrzej Sapkowski.

Ponte en la piel de un brujo, uno de los últimos cazadores de monstruos a sueldo. Viaja a través de reinos devastados por la guerra para encontrar a la niña de la profecía, un arma viviente capaz de provocar una destrucción inimaginable. 

El título salió a la venta en el 2015 para PC, Xbox One, y PlayStation 4.


Dos meses y medio es lo que he estado jugando a este juego, dedicándole más de 90 horas a la historia principal, a sus dos expansiones, y a un porrón de misiones secundarias que me he ido encontrado, y la verdad es que realmente no sé ni por dónde empezar esta reseña, puesto que han sido tantas las aventuras que me ha ofrecido, con un extenso mundo lleno de vida, cientos de misiones, y muchas decisiones, y es que uno de los puntos fuertes de 'The witcher 3' es cómo integran la toma de decisiones dentro de su narrativa, decisiones con consecuencias, tanto al final del juego, como a medida que avanzamos.

Reconozco que al principio me sentí abrumado, ya no sólo por lo vasto que es el mapeado y las misiones que se van pisando entre ellas, también por lo duro que resulta ya de golpe tanta información jugable, así como enemigos que desde un principio exigirán un mínimo de asimilación de las mecánicas que el juego ofrece. Pero una vez superas ese escollo, el juego te atrapa, y lo hace con una historia genial, personajes tremendamente carismáticos (incluso el propio Geralt se aleja del típico avatar para este tipo de juegos), una estupenda mitología, y un ritmo trepidante encadenando las misiones principales con misiones secundarias muy entretenidas y variadas, y con un apartado técnico soberbio, tanto a nivel gráfico, como en la banda sonora, y, aunque cueste creer, sólo me he encontrado un par de bugs. La única pega que le he encontrado es un control no muy depurado, y un menú enfarragoso.

Una vez me pasé el juego no dudé en ponerme con sus dos expansiones, la primera, 'Hearts of stone', aunque no aporta nada más que nuevas misiones, cabe decir que ofrece una historia destacable, además de momentos variados y divertidos. Pero la segunda expansión es ya otro cantar, no es sólo una nueva y recomendable historia y misiones, es también un nuevo mapeado con un diseño que personalmente me ha maravillado, y es que aunque el resto de escenarios del juego tiene alguna que otra bonita vista, no es lo habitual, mientras que en 'Blood and wine' no me he cansado de hacer capturas, además de que muchas de las historias secundarias son simplemente geniales, convirtiéndose esta última parte del juego en mi favorita.


No quiero extenderme mucho mas, porque realmente hay tantas cosas de las que podría hablar de este juego que no terminaría nunca (igual que cuando decidí darle carpetazo, aunque por mi cabeza pasaba el seguir echándole horas con las muchas misiones y puntos de interés que sigue habiendo en mi mapa), en todo caso, no me queda otra que decir que 'The witcher 3' es una de las mayores aventuras de fantasía de esta generación.

PD: Pese a que el juego es el final de una trilogía, es bastante factible jugarlo sin haber jugado los anteriores (como ha sido mi caso), aunque es cierto que hay muchas referencias a los juegos anteriores (o a las novelas) que nos pueden dejar en fuera de juego en más de una ocasión.


Ho!