martes, 12 de diciembre de 2017

Battalion wars

A finales del 2005 Nintendo sacó para GameCube un título desarrollado por el estudio Kuju entertainment.

El mundo de 'Battalion wars' es prisionero de una historia turbulenta, marcada por un arraigado y complejo conflicto global apenas salpicado por breves periodos de una paz tensa y frágil. Los grandes ejércitos de la Federación occidental y Tundra han luchado con fiereza hasta alcanzar un punto crítico que ha desencadenado la parálisis de la contienda.

El juego contó con una buena crítica que le permitió tener una secuela para Wii.


Tengo este juego en mi colección desde principios del 2006, creo que lo conseguí gracias al extinto catálogo de estrellas de Nintendo, y no ha sido hasta ahora que he decidido pasármelo junto a un amigo (el juego no tiene cooperativo, jugábamos pasándonos el mando), y la verdad es que ofrece una buena mezcla de acción y estrategia, poniéndonos en la piel de cualquier unidad que forma parte de nuestro batallón y, al mismo tiempo, dando órdenes al resto de unidades.

El resultado es un juego con veinte misiones (más cuatro opcionales) bastante exigente, que nos obligará a repetir las misiones en más de una ocasión hasta dar con la estrategia adecuada para conseguir el objetivo, o incluso para mejorar nuestra puntuación. Pero tampoco está exento de defectos, el control es bastante tosco, dar órdenes al resto de unidades no es tan ágil como cabría esperar, la cámara nos jugará malas pasadas en muchas ocasiones, y los acontecimientos de la trama resultan bastante ridículos.


En el apartado técnico no es que destaque, pero cumple bastante bien (salvo los vídeos), consiguiendo así un título notable apto para los jugadores a los que no les asuste repetir misiones enteras varias veces.


Ho!

sábado, 9 de diciembre de 2017

Impresiones finales 'Friends'

Hace muchos años que os hablé de 'Friends, casi diez años, y hoy os vuelvo a hablar de ella porque la he vuelto a ver, pero esta vez la he visto entera, porque, como dice una amiga, mucha gente dice haber visto 'Friends', pero poca gente la ha visto entera, y yo era uno de ellos, habré visto la serie muchas veces, pero siempre por televisión, y obviamente había algún que otro capítulo que o no lo vi, o lo he visto troceado.

Aviso de antemano que esta entrada puede contener algún spoiler de la trama.

¿Qué podría decir que no dije en su día?, pues que la serie me ha sorprendido incluso, porque aunque sí recordaba ciertos acontecimientos como la relación de Chandler y Monica, o ese tira y afloja constante de Ross y Rachel, no me di cuenta de que la serie tenía una evolución constante, los personajes no están congelados en el tiempo, y aunque siempre son afines a sí mismos van madurando. Obvia es la evolución de Rachel, y también la de Chandler, pero donde más se nota la gran labor de los guionistas es cuando te muestran de forma tan natural a un Joey enamorado que no duda en sacrificarse por el resto, y siempre siendo él mismo, o una Phoebe capaz de dar cierta lógica a sus rarezas, destaparse como un personaje tan influyente en el resto, y seguir sorprendiendo hasta en los últimos capítulos.

Pero lo mejor de la serie es lo increíblemente fresca y estable que se muestra temporada tras temporada, con extensos arcos argumentales que consiguen dar solidez a varias temporadas, sustentados por arcos más efímeros, y los arcos banales propios de cada capítulo, y que tantas sonrisas me han conseguido darme.

Pero lo que más me ha gustado de 'Friends', es que pese a ser una serie de humor, consigue representar momentos dramáticos mejor que muchas series de corte más serio, en mi recuerdo quedará para siempre la ruptura de Ross y Rachel, o los momentos donde Chandler y Monica daban pasitos en su relación.


Diez temporadas, sí, pero diez temporadas donde no he encontrado flaquezas, y que incluso saben a poco, da gusto cuando ves una serie donde sus artífices no van dando bandazos y saben cuándo poner punto y final en vez de arrastrarse.


Ho!

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Coco

Dirigida por Lee Unkrich y Adrian Molina, 'Coco' es la apuesta más seria de Pixar este año:

Una de las tradiciones de su familia es la enigmática prohibición de estar en contacto con la música, pero Miguel sueña con convertirse en un músico consumado como su ídolo, Ernesto de la Cruz. Miguel desea con todas sus fuerzas demostrar su talento y acaba en la impresionante y colorida tierra de los muertos tras una misteriosa cadena de acontecimientos. A lo largo del camino, conocerá a Héctor y juntos emprenderán un viaje extraordinario para desvelar la verdad que subyace en la historia familiar de Miguel.

Y cuando digo apuesta seria, es que, como 'Del revés', esta es una película que disfrutarán mucho más los adultos que no los peques de la casa.


Generalmente cuando hablamos de una película de Pixar sabemos que, de entrada, nos encontraremos con un producto con un acabado técnico soberbio, y 'Coco' no es menos, la tierra de los muertos derrocha una fantasía tremenda que habla maravillas de la imaginativa del equipo artístico, muy acertado además el ubicar la historia en México representando una de las culturas que más destacan en la importancia de la familia, y el culto a los muertos.

Otro punto que suele destacar en las películas de Pixar es ese tono emotivo, y 'Coco' lo tiene, toda su historia gira en torno a un bonito mensaje, y es que sólo se muere cuando la gente deja de recordar y mantener vivo el recuerdo de la gente con la que convivió. Y con ese planteamiento 'Coco' consigue ofrecer una historia divertida y, aunque algo predecible, también emotiva y bonita.


Sin duda, una genial película para disfrutar del cine, y que nadie se deje influenciar por la polémica de que la película ha venido doblada en mexicano, el doblaje ayuda a conseguir esa ambientación tan concreta.

PD: La película viene precedida por un corto de 'Frozen', el mensaje no está mal, pero se hace bastante pesado con tanta cancioncilla en tan poco tiempo.


Ho!

domingo, 3 de diciembre de 2017

Mi monólogo favorito

Soy muy fan de los monólogos desde hace muchos años, noches viendo 'El club de la comedia', tardes en Paramount comedy, horas en YouTube..., y en este tiempo varios se han ido convirtiendo en mis monologuistas favoritos, pero si tuviera que quedarme con un monólogo, sólo uno, sería sin duda el de las naranjas de Luis Piedrahíta:



Ho!