martes, 26 de enero de 2016

Mercat de Sant Antoni

Hace muchos años que he escuchado hablar del Mercat de Sant Antoni de Barcelona, por su famoso mercadillo que hay los domingos con bastantes videojuegos retro, pero nunca había ido, así que el otro día madrugué, cogí el tren, y lo visité.

No me considero un coleccionista serio, en material retro sólo suelo coleccionar lo que me gusta y/o marcó en su momento, me da lo mismo si me ofrecen tirado de precio un juego cuya tasación actual esté por las nubes si no es un juego que quiero para mi "satisfacción" personal, así que no iba con intención de encontrar ningún chollo, simplemente quería ir, verlo, curiosear, y pasar el día. A nivel de videojuegos cabe decir que hay bastante surtido y variedad, y aunque vi bastantes cosillas curiosas retro, parece claro que lo retro ya escasea, y más si buscas algo en buen estado y lo más completo posible.

Mientras paseaba por los puestos escuché alguna conversación de los vendedores bastante interesante:
En una el vendedor comentaba que dependiendo qué productos cotizados no le salía a cuenta venderlos ahí porque por internet conseguiría un mejor precio, mientras que en el mercadillo la gente espera encontrar cosas baratas. El ejemplo que puso hablaba de 250€ por internet, y "sólo" 180€ en el mercadillo.
Otro comentaba que para comprar él material, si sólo le traían el cartucho le daba lo mismo qué juego fuera, que si lo compraba sería a saldo porque luego probablemente no lo vendería, que si alguien quería vender algo a buen precio lo importante era ver el estado del cartón y el manual.
Ambas conversaciones me parecieron muy interesantes, porque dejaban claro el nivel de especulación que hay en este mundillo, cómo un juego que en su día costaría como mucho alrededor de 72€ nuevo puede parecer que lo malvendes por 180€, hasta el punto de que prefieran tenerlo meses o incluso años sin venderlo, o cómo se está llegando a un punto donde se da más valor al "envoltorio" que al juego en sí.

Aunque sí que vi alguna cosilla interesante, finalmente no compré ningún videojuego, y pasé a echar una ojeada rápida a la parte donde venden libros, cómics, películas... no tenía ningún interés en nada en particular, pero al final me llevé un número de 'Las aventuras de Tintín' que llevaba buscando hace tiempo porque el mío tenía un error de imprenta, y hasta entonces sólo lo había encontrado de tapa dura. También vi muchos cómics de mi infancia, y aunque gustosamente hubiese comprado alguno no lo hice porque eso en mi caso hubiese sido como abrir la caja de Pandora xD. También cabe decir que me gustó bastante el ambiente que había nada más llegar, con mucha gente cambiando cromos de todo tipo... en general el mercadillo es como un punto de reunión de gente con intereses parecidos, casi como el que te puedes encontrar en un salón del cómic o del manga.


El resto del día lo pasé en compañía de unos conocidos del amigo con el que fui, lo que se tradujo en conversaciones amenas relacionadas con el mundillo, divertidas, y sobretodo muy interesantes, por lo que en mi caso la visita al Mercat de Sant Antoni ha sido muy agradable y seguramente vuelva a repetir ^_^

PD: Lo más caro que encontré fue un 'Xenoblade chronicles' de Wii por 1.160,90€... supongo que sería un error o que mi vista me engañaría.


Ho!

0 comentarios :

Publicar un comentario