lunes, 19 de mayo de 2014

Cambiando el analógico del pad de Nintendo 64

Hace un tiempo, cuando quise pasarme el 'Yoshi's story' de Nintendo 64, me encontré que los analógicos de mis tres mandos dejaban bastante que desear (todos eran de segunda mano), esto es debido a que uno de los puntos más débiles del mando de Nintendo 64 es su analógico, un analógico cuyo desgaste ofrece una jugabilidad muy por debajo de la deseada.


Hace unos días descubrí la existencia de este mando de Hori, un mando bastante pequeñito, mono a mi parecer, con una distribución algo cambiada (se intercambia de posición el analógico y la cruceta, desaparece el "cuerno" central, y se posiciona el botón "Z" junto al botón "R" y "L"), pero lo que más me llamó la atención fue su analógico, más parecido al del mando de GameCube (el cual en mi caso es todo un ejemplo de durabilidad). Intenté adquirir uno pero los precios que encontraba rondaban los 60€ de segunda mano, y no creo que un mando deba costar eso.

Pero mientras buscaba este mando, me encontré con tiendas que vendían analógicos de este tipo para sustituir el del mando original, miré algún tutorial y vi que era bastante sencillo. Busqué uno al mejor precio posible (unos 17€), y cuando me llegó procedí a hacer el cambio.


No os fijéis en la roña, el mando llevaba tiempo abandonado :P

Cogí el mando que peor tenía el analógico, lo desmonté fácilmente (el mando de Nintendo 64 usa tornillos Phillips), desenchufé el analógico original y lo sustituí por el que me habían enviado (tuve que raspar un poco el plástico del conector para que encajara bien). Volví a cerrar y probé el mando con 'Super Mario 64' para ver que todo estaba correcto.

Seguramente más adelante cambie también los analógicos de mis otros dos mandos, pero de momento sé que si me apetece ya puedo jugar a mis juegos de Nintendo 64 en su hardware original sin mermas de jugabilidad :)


Ho!

0 comentarios :

Publicar un comentario