viernes, 3 de mayo de 2013

Iron man 3

Después de 'Los vengadores', Robert Downey Jr. se vuelve a embutir por cuarta vez en una armadura de acero para dar vida al célebre personaje de cómic Tony Stark

El descarado pero brillante empresario Tony Stark se enfrentará a un enemigo cuyo poder no conoce límites: el Mandarín. Cuando la mansión Stark es atacada, Pepper Potts herida y Tony dado por muerto, comprende que debe embarcarse en una angustiosa búsqueda para encontrar a los responsables. Acorralado, Stark tendrá que sobrevivir por sus propios medios, confiando en su ingenio y su instinto para proteger a las personas que quiere. Durante su lucha, Stark conocerá la respuesta a la pregunta que le atormenta en secreto: ¿El hábito hace al monje o es al contrario?

Tras las dos primeras entregas dirigidas por Jon Favreau, esta tercera parte ha pasado a manos de Shane Black, un director no muy pródigo pero que Robert Downey Jr. ya conocía de 'Kiss kiss bang bang'.


Si bien la primera parte me gustó mucho, la segunda me decepcionó ligeramente, lo justo para que mis expectativas con esta aventura no fueran muy elevadas pese a lo mucho que disfruté con el personaje en 'Los vengadores'. Por ello a nivel general la película me ha parecido más o menos lo que esperaba, me ha gustado bastante, aunque me da pena que con tanta armadura no hubiera un poco más de lucimiento de Iron man, algo más espectacular, un combate más igualado y duradero (en la línea del combate que tiene con Thor en 'Los vengadores').

Como viene siendo habitual en las películas de Marvel, aunque no es muy necesario haber visto las dos anteriores películas, casi que diría que sí lo es haber visto 'Los vengadores', ya que el bache por el que pasa Tony Stark deriva precisamente de lo ocurrido en Nueva York.


No me voy a extender más, así que sólo comentar que, como siempre pasa en las películas de Marvel, hay una divertida escena final tras los créditos ;)


Ho!

0 comentarios :

Publicar un comentario