jueves, 23 de mayo de 2013

Argo

A finales del año pasado se estrenó una de las grandes vencedoras de los Oscar de este año, ganando las estatuillas a mejor película, mejor guión adaptado y mejor montaje.

Basada en hechos reales que tuvieron lugar en la revolución iraní de 1979, cuando la embajada de EE.UU. en Teherán fue asaltada por los revolucionarios y 63 ciudadanos americanos fueron tomados prisioneros. Sin embargo, seis de ellos lograron escapar y refugiarse en casa del embajador de Canadá. La CIA debe rescatarlos sin que las autoridades iraníes se enteren, y para ello es necesario organizar una operación secreta de alto riesgo. El agente Tony Mendez urde un arriesgado plan para sacarlos de forma segura, una idea increíble que solo podría salir bien en una película.

La película está dirigida y protagonizada por Ben Affleck, acompañado en la pantalla por Bryan Cranston, Alan Arkin, John Goodman, Scoot McNairy, Tate Donovan, Kerry Bishé, Clea DuVall, etc.


Poco a poco Ben Affleck se va convirtiendo en un director a tener en cuenta, y es que ya son tres películas en las que convence con su solidez como director, además de dotar a la película de un ritmo excelente pese al batiburrillo de géneros que puede ofrecer la película en ocasiones. También es muy destacable el guión ofrecido por Chris Terrio, y es que, aunque seguramente hay más de una licencia, este es uno de esos casos donde la realidad supera a la ficción.

Sin duda lo más destacable de la película es el montaje (aunque hay algún punto mejorable), seguido por unas actuaciones muy sobrias y correctas, y una banda sonora bastante acertada.


En resumen, una película premiada con justicia, y que quizás también hubiese merecido que la academia hubiese nominado a Ben Affleck en la categoría de mejor director.


Ho!

0 comentarios :

Publicar un comentario