jueves, 25 de agosto de 2011

The legend of Zelda: Ocarina of time 3D

A finales de 1998 Nintendo sacó para Nintendo 64 el que para muchos es el mejor juego de la historia, 'The legend of Zelda: Ocarina of time'. Dicho título supuso el salto de la franquicia a los mundos poligonales y tridimensionales, sentando cátedra además en determinados conceptos que muchos otros juegos repetirían.

Casi 13 años más tarde, aprovechando el 25º aniversario de la saga, salió para Nintendo 3DS una conversión desarrollada por Grezzo, con un lavado de cara, algún añadido, y con la posibilidad de ver el mundo de Hyrule en tres dimensiones gracias a la pantalla de la portátil de Nintendo.

El comienzo de la aventura nos sitúa en el bosque Kokiri, donde se empieza a notar la presencia de una oscura amenaza. El árbol Deku manda llamar al único chico de la aldea sin hada para encomendarle la misión de detener los planes de conquista de un "perverso hombre del desierto"

El juego original, además de salir para Nintendo 64, también salió para GameCube y para la consola virtual de Wii.


Os contaré un secreto: Hasta ahora nunca me había pasado el 'Ocarina of time', y es que en su día no tuve la Nintendo 64, y cuando tuve la oportunidad de jugarlo este es uno de esos títulos que empezaba con muchas ganas, y que a poco que avanzaba lo dejaba abandonado inexplicablemente, hasta que un día decidía retomarlo, lo empezaba de nuevo y vuelta a empezar. Por ello, me centraré en la versión de 3DS, que es la que he exprimido de principio a fin, consiguiendo prácticamente todo (me falta una botella, y algunas arañas).

Lo primero que quiero comentar es que he crecido rodeado siempre de comentarios que ponen en un altar el título, por lo que mis expectativas han sido muy altas, y quizás por ello, y por el hecho de que ya he jugado a títulos posteriores como 'The wind waker' y 'Twilight princess', el juego me ha sabido a poco, el tamaño de Hyrule me ha resultado bastante discreto, y el exceso de mazmorras me ha llegado a cansar. Aunque, desde luego, reconozco la genialidad de juego que fue en su día, un gran título que reinventó la franquicia en la transición que sufrieron casi todas las veteranas sagas que provenían de los 8 y 16 bits.

Ya centrándonos en la versión de 3DS, hay que reconocer que el lavado de cara es bastante notable, podría haber sido mejor, pero sólo con la fluidez con la que se mueve, el colorido que se consigue gracias a la mejor iluminación, y lo bien que se ve en tres dimensiones (y esto lo dice alguien que no está nada interesado en la moda del 3D), ya merece la pena. Además, la versión de Nintendo 3DS, entre otros extras, trae como desbloqueable el modo "Master's quest", un modo más difícil que los europeos pudimos disfrutar en el "Bonus disc" que venía con 'The wind waker'. Por su parte, las melodías son las mismas que en la versión original, con los míticos temas de Koji Kondo que merecen ser escuchados con auriculares. El único pero es que Nintendo parece olvidarse que hablamos de una portátil, porque aunque tengamos las canciones para movernos de zona a zona, termina cansando que, excepto en las mazmorras y en el bosque Kokiri, empecemos siempre desde el mismo punto.


En resumidas cuentas: Un juego excelente, muy digno de ser un título que ha marcado a mucha gente y que ha creado base, pero que, en mi opinión, no es el mejor título de la saga :)


Ho!

1 comentario:

hyrulen dijo...

no encuentro este juego por ningun lado de segunda mano a precio asequible. no se que pasa con los juegos de la 3ds,pero no se devaluan los jodios xDD.

aun tengo solamente los 3 que compre con la consola(mario kart,3d land y revelations), y me gustaria pillar este y el starfox,pero nada...

Publicar un comentario