miércoles, 3 de agosto de 2011

Resident evil 5

A mediados del 2009, Capcom continuó con su línea principal de una de sus principales franquicias, 'Resident evil'. En esta 7ª entrega nos ponemos en la piel de Chris y, acompañados por Sheeva, nos embarcamos en una aventura por África:

Chris Redfield se alista en la BSAA (Alianza para la evaluación de la seguridad frente al bioterrorismo). Su excelente puntería y su destreza en el combate cuerpo a cuerpo, junto a unos principios firmemente arraigados, le han convertido en un miembro muy respetado de la BSAA, colaborando en misiones internacionales en su lucha por erradicar el bioterrorismo. Todo empieza cuando Chris debe investigar misteriosos sucesos en un lugar llamado Kijuju, África.

El juego ha salido para PlayStation 3, Xbox360 y PC.


Aunque la versión que comentaré es la de PlayStation 3, mi primera toma de contacto fue con la versión de PC, pero entre que el tener que jugar con Sheeva controlada por la máquina (parece que no aprenden), y que la historia continuaba por los derroteros del 'Resident evil 4', tardé bastante poco en aparcar el juego, y no lo retomé hasta hace unos días, cuando encontré barata la edición gold de PS3 con los contenidos descargables incluidos, y pude quedar con un amigo para pasarnos el juego en cooperativo.

La primera impresión fue bastante pobre, todo olía a reciclado de la anterior entrega, misma mecánica, desarrollo muy similar, etc., con el añadido de que además ya no quedaba nada que recordara minimamente a las entregas clásicas, ni la ambientación, ni el protagonista (cuyo parecido con sus anteriores apariciones es inexistente).

Una vez pasado el primer escollo, la aventura mejoró algo, con unas pantallas donde el componente de colaboración entre los dos jugadores gana enteros, y donde hubo momentos en los que llegamos a sufrir por falta de munición. Pero todo el tramo final se convirtió en un continuo de despropósitos, con una historia que evidencia que la trama ya no da más de sí, agravado además por la forma de destrozar la figura de Wesker.

Técnicamente el juego cumple a buen nivel en el apartado gráfico, pese a que en un principio parecía un simple dopaje gráfico de su predecesor. Una pena que el juego haya resultado tan pasillero, porque algunos momentos de acción, con escenarios más abiertos, hubiesen podido dar mucho de sí.


Como fan de la saga tenía la obligación de pasarme esta entrega, pero después de este título el interés por una nueva entrega ha caído en picado, y es que posiblemente lo mejor del juego sean las escuetas misiones extras, sobretodo la de la mansión, aunque cuentan con el defecto de tener o mucha acción o ninguna, no hay término medio.


Ho!

2 comentarios :

Genzai Kawakami dijo...

Si no se llamase RE5 hubiese pasado sin pena ni gloria.

Mientras RE4 se reinventó creando una obra maestra pese a diferenciarse de los demás juegos de la saga, Resdient Evil 5 parece un mal Déjà vu.

Mal control, horribles escenarios, historia plasta, situaciones chorras... Todo lo contrario a lo que es RE4.

Y es increíble como un DLC tiene mejores ideas que el juego.

Muchas veces he creído que el "creador" de un juego realmente no importaba tanto. Me equivocaba.

R0 dijo...

Nosotros lo jugamos los dos entero y a mí me pareció muy interesante. Quizá esos juegos ganan jugándolos a pantalla partida, vete a saber..

Publicar un comentario