viernes, 3 de noviembre de 2006

Slam dunk

Ayer terminé de leerme el cuarto tomo de 'Real', un manga que Takehiko Inoue saca de vez en cuando alternándolo con su actual obra, 'Vagabond'. En 'Real' Inoue trata su tema favorito, el baloncesto, pero centrándolo en gente discapacitada, y bueno, eso me ha recordado que aún no he comentado nada de 'Slam dunk' aquí, una serie perfecta en mi opinión, así que hoy voy a poner final a eso :P

Podría empezar diciendo que la serie fue un éxito que catapultó a Inoue, que el manga consta de 31 tomos, que tiene una serie animada (que en mi opinión no hace justicia al manga) que adapta parte del manga y un largo etcétera; pero es algo que ya puse en el artículo que hice de Inoue y prefiero centrarme en el argumento.


Slam dunk' es la historia de un gran jugador de baloncesto... y cómo llegó a serlo sólo para tratar de ligar con una tía.

Así es, el protagonista, Hanamichi Sakuragi, es un macarra pelirrojo que cansado de recibir una y otra vez calabazas atisba una pequeña oportunidad de ligar con una chica que le encanta el baloncesto, así que decide aprovechar su altura para entrar en el equipo de básquet del Shohoku. Allí empezarán los problemas, las rivalidades, y todo contado a ritmo de humor.

Sakuragi es un personaje muy peculiar, y con un gran potencial, y eso lo va demostrando a medida que avanza la serie, él entra en el equipo de baloncesto sólo para intentar ligar con Haruko (la chica que os comenté antes), pero a medida que avanza la serie empieza a disfrutar con el baloncesto hasta el punto de convertirse en lo principal para él. Todo y ser el eje central, Sakuragi irá acompañado de personajes que le ayudan a sostener la trama, tales como Kaede Rukawa (un jugador excepcional que se lleva toda la atención de Haruko, y por lo que Sakuragi lo ve como un rival), Ryota Miyagi (un jugador con una historia muy similar a la de Sakuragi, está enamorado de Ayako, la mánager del equipo, y por ello Sakuragi simpatiza con él), Hisashi Mitsui (un jugador venido a menos por una lesión, pandillero, pero tras una pelea ruega al entrenador poder volver al equipo. Excepcional en los triples), Takenori Akagi (el capitán del equipo, y hermano de Haruko, uno de los mejores bases del país) y Kiminobu Kogure (un secundario que suele salir para suplir a alguno del quinteto titular, es el segundo capitán y siempre da un toque de cordura a la serie. Su sueño es el mismo que el de Akagi, ganar los nacionales).

Todos ellos bajo la batuta del entrenador Anzai, irán evolucionando a medida que avanza la serie, veremos sus puntos fuertes, sus puntos débiles... y, en definitiva, todos tendrán su momento de protagonismo.


Mi opinión acerca de esta obra es muy clara, me parece una obra perfecta de principio a fin, Inoue a parte de hacer un dibujo impecable ha sabido buscarme la sonrisa, y no sólo eso, he vibrado con alguna canasta como si estuviera viendo un partido en directo. Sus personajes tienen un carisma que pocas series han sabido plasmarme, en fin, no puedo más que derretirme entre elogios para esta serie que, por méritos propios, se convierte en una de mis favoritas.

Por su parte el final no me lo esperaba (tranquilos que no os desvelaré nada de la trama), y me ha encantado, simplemente soberbio, un broche de oro a toda una serie que me ha encantado, desde las peleas más macarras del principio hasta los partidos más emocionantes de la parte media/final.


En definitiva, una de mis series preferidas ^^


Ho!

0 comentarios :

Publicar un comentario