domingo, 5 de marzo de 2017

The legend of Zelda: A link between worlds

A finales del 2013, Nintendo acudió a su ineludible cita entre una de sus franquicias estrella y su consola portátil del momento, en un claro homenaje a la entrega de la saga para Super Nintendo, 'A link to the past'.

Hace muchos, muchos años, los siete sabios derrotaron y confinaron al malvado Ganon... y hoy, una nueva oscuridad amenaza la tierra de Hyrule: un hechicero llamado Yuga está buscando a los descendientes de esos siete sabios para convertirlos en cuadros, ¡y hacerlos desaparecer!. ¿Por qué lo hará?

El juego actualmente se puede encontrar en la línea económica "Nintendo selects".


Como ya empieza a ser común conmigo, este juego lo empecé un par de veces, y lo dejé a medias, igual que me pasó con el juego que homenajea, y esto es quizás porque ambos comparten un detalle, y es que desde un principio te ofrecen mucho mapeado para explorar, supongo que ese planteamiento de buen inicio me satura fácilmente, y me gusta ir descubriendo todo poco a poco. Pero como quería pasármelo antes de que saliera la nueva entrega para Wii U, tuve que darle caña, y me he dado cuenta de que este Zelda es muy ligerito, en apenas 20 horas se puede completar perfectamente al 100% sin mayor problema, incluso he visto que no me han matado ninguna vez, lo cual puede echar un poco por tierra el peculiar sistema de alquiler de objetos que el juego plantea de salida (al morir pierdes los objetos alquilados y has de volver a alquilarlos).

Por otro lado, aunque el juego recicla el mapeado general del Hyrule mostrado en Super Nintendo (lo cual puede aborrecer al que quiere algo nuevo), las mazmorras son totalmente nuevas, y el poder movernos por las paredes dará mucho jugo a los puzles. Además, Hyrule no es el único mapeado, y, como en otras entregas, nos veremos obligados a ir alternando los distintos mundos para poder ir avanzando.

Técnicamente, aunque el juego se vea en esa vista cenital, cabe decir que todo está hecho en tres dimensiones, lo cual hará que el efecto 3D de 3DS sea bastante vistoso y agradable. La banda sonora en cambio me ha pasado bastante desapercibida, todo tiene un aire familiar a la saga, pero no he notado ningún tema nuevo que me haya llamado la atención.


En resumen, un más que notable Zelda, un bonito homenaje que trata de buscar la nostalgia de los más veteranos, al tiempo que plantea sus novedades jugables y mantiene su esencia, al que pocos reproches le puedo sacar, pero que tampoco ha conseguido que lo vaya a recordar como una de las mejores entregas de la saga.


Ho!

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada