domingo, 23 de octubre de 2016

Nintendo Switch

El pasado jueves Nintendo presentó por fin lo que iba a ser NX, o más bien su nombre definitivo, Nintendo Switch, porque el resto más bien no ha hecho más que confirmar lo que muchos rumores ya habían adelantado, y tras unos días digiriendo la noticia pasaré a resumir mis impresiones:

- Como consola portátil a Switch le encuentro una enorme pega como el tamaño, también el hecho de que no se mostrara ningún juego más de tipo portátil, y ya veremos qué tal anda de autonomía, aunque teniendo en cuenta los últimos precedentes de Nintendo con 3DS, y el mando de Wii U, yo no tengo muy buenas expectativas en eso. La sensación que me ha dado es más cercana a la de una tablet con mandos físicos, y es una pena que renuncie al concepto de dos pantallas por algo tan genérico, y aunque a mí no me afecta, es una pena que no tenga retrocompatibilidad.

- Como consola de sobremesa reconozco que me cuesta considerarla como tal sólo porque se pueda conectar al televisor, pero bueno, aceptaremos pulpo como animal de compañía. En todo caso, viendo que Switch calzará un Tegra modificado, creo que es de esperar que estará por detrás del resto de consolas de sobremesa que tiene la competencia actualmente en el mercado, como ya le pasaba a Wii U. Para una portátil no está mal, pero para una sobremesa eso significa que seguramente podamos descartar la mayoría de juegos multi salvo, quizás, los de los dispositivos móviles...

- En cuanto al control, lo mostrado de momento ha sido un control físico formado por dos partes (Joy-con) que ofrecen mucha versatilidad: cada parte se puede usar como mando independiente, se pueden unir a la consola y jugar a ella como jugamos con el mando de Wii U, se pueden desacoplar y jugar con las manos separadas, tal y como hacíamos con la combinación del mando de Wii y el nunchuk, y por último se puede acoplar a un accesorio para dar forma a un mando normal al mismo tiempo que dejamos la consola en su dock conectada al televisor. Todo eso me gusta, lo que más temo es cómo se gestionará el tema de la autonomía de cada parte. En cuanto al mando "pro" mostrado, totalmente independiente, no tengo ninguna pega, parece ser que por fin Nintendo apuesta de nuevo por un control estándar.

- Y para terminar me centraré en el diseño, el cual, aunque un pelín genérico en general, no me ha desagradado, e incluso he agradecido que por fin dejen de un lado los acabados en brillo. La única pega que le he visto es que la cruceta del control normal ha sido sustituida por 4 botones.


De momento mis primeras impresiones no son muy positivas que digamos, pero es que bajo mi punto de vista lo presentado se queda en tierra de nadie, ni cumple como portátil, ni cumple como sobremesa, ya veremos si con el tiempo mi interés va en aumento o no, pero sé de sobras que en cuanto Nintendo saque algunos de sus títulos o me dé algún caramelito tonto terminaré pasando por caja, es lo malo de ser Nintendero xD, aunque esta vez espero ser más exigente con la gran N. Y aunque es difícil aún saber cuáles son las intenciones de Nintendo con el precio, mi lógica me dice que Nintendo Switch viene a ser el relevo natural de 3DS, y por ello el objetivo de Nintendo debería ser llegar como mínimo a los 60 millones de usuarios de 3DS, no a los 10/15 millones que tiene Wii U, y por eso creo que el precio es muy importante, porque ese público objetivo ya dejó claro en la salida de 3DS que no traga a cualquier precio.


Ho!

1 comentario:

Genzai Kawakami dijo...

Muy de acuerdo en todo. Y no entiendo como hay tanta gente ilusionadas con esto cuando genera más incertidumbres que otra cosa. Yo con WiiU va a ser la primera consola de Nintendo en esperar a que "muera" para hacerme con ella y los juegos que me gustan. Y temo decir que he jugado más a Vita que a 3DS, por lo que veo que con Switch esperaré a ver que ofrece de verdad...

Publicar un comentario