viernes, 17 de enero de 2014

Trilogía 'The hangover'

'The hangover' es el título original de la película que aquí se tituló como 'Resacón en Las Vegas'. La película se estrenó en el 2009 y dos años después contó con la secuela titulada aquí como 'Resacón 2: ¡Ahora en Tailandia!'. El año pasado se estrenó la tercera parte: 'R3sacón'

La sinopsis de la primera:
Dos días antes de su boda, Doug viaja en coche a Las Vegas con sus mejores amigos Phil y Stu y su futuro cuñado Alan, para celebrar un fiestón de despedida de soltero que juran que nunca olvidarán. Pero cuando los tres amigos del novio se despiertan a la mañana siguiente con una fuerte jaqueca no recuerdan nada. La suite de su lujoso hotel está convertida en un basurero y el novio no aparece por ninguna parte.   Sin ninguna pista de lo que sucedió y con poco tiempo que perder, los tres deben intentar recordar sus malas decisiones de la noche anterior para averiguar dónde empezaron a ir mal las cosas con la esperanza de encontrar a Doug y llevarlo de vuelta a Los Angeles a tiempo para su boda. Pero cuanto más empiezan a descubrir, más se dan cuenta de los problemas en los que están metidos.

La trilogía está dirigida por Todd Phillips, y protagonizada por Bradley Cooper, Ed Helms, Zach Galifianakis y Justin Bartha.


Los comentarios que había escuchado respecto a la película eran bastante positivos, así que, aprovechando que he estado malo unos días, quise ver cuánto de cierto había en esas recomendaciones... y puedo decir que la primera cumple, fresca, original, y con toques divertidos, con una buena dirección, y una química excelente entre el trío protagonista.

Con el buen sabor que me dejó la primera película no dudé en ver la segunda parte, y aunque he de reconocer que me ha parecido más divertida, parece que Todd Phillips, ante la falta de los guionistas originales (Jon Lucas y Scott Moore) optó por calcar la estructura y desarrollo de la primera, volviéndose previsible y perdiendo cualquier posibilidad de sorprender.

Pero parece que Todd Phillips aprende la lección, y en la tercera entrega, lejos de repetir de nuevo el mismo patrón opta por una película más seria, con menos comedia, y más orientada a la acción. Además, inexplicablemente, se sigue dejando de lado a Justin Bartha para dar un excesivo protagonismo a un secundario como Ken Jeong, y en esta ocasión un mayor protagonismo a Zach Galifianakis eclipsa al trío que forma con Cooper y Helms. Aún así como película está bastante bien, pero como secuela de dos películas de humor deja bastante que desear.


Tres películas bastante entretenidas, con momentos memorables (mención especial sobretodo a las fotos de los créditos del final de las primeras entregas), pero tampoco me parecen unas imprescindibles dentro del género.


Ho!

0 comentarios :

Publicar un comentario