martes, 28 de abril de 2009

Billy Hatcher and the giant egg

A finales del 2003 SEGA sacó para GameCube una nueva franquicia desarrollada por el Sonic team, aprovechando el motor gráfico del 'Sonic adventure 2'

La historia nos sitúa en el país Aurora, un reino pacífico habitado por pollos:
Un día, ocurrió un destino maléfico a la tierra. Cuervos negros con poderes extraordinarios como por arte de magia misteriosa se convirtieron en monstruos feroces que deseaban mantener el mundo en una oscuridad eterna. Los pollos sabios cuyas voces traen la aurora cada dia fueron capturados y encerrados dentro de un huevo de oro. Sin sus cantos matinales,el mundo permanece envuelto en las tinieblas y los corazones humanos consumidos por el espíritu maligno. Sólo el joven Billy y sus amigos del mundo de los humanos pueden vencer a los cuervos, liberar a los sabios de las garras del mal y devolver la mañana al mundo...

El juego cuenta como extra con unos minijuegos compatibles con la conexión con Game Boy Advance.


Cuando pienso en este juego, no puedo evitar lo poco conocido que es, franquicia nueva, juego de una third en una consola donde Nintendo eclipsaba todo el catálogo, y en general un juego algo infravalorado.

La mayor baza del juego es su jugabilidad, un plataformas similar a los Marios en 3D en cuanto al desarrollo de las fases, pero con un concepto bastante original, controlando al personaje necesitaremos incubar huevos que nos servirán para atacar, para defendernos, o incluso para poder avanzar ciertos puntos de nuestra aventura.

El aspecto técnico quizás sea el punto menos destacable del juego. La cámara puede llevarnos de cabeza, y hay ciertos bugs en las físicas que nos pueden llegar a desesperar en algún que otro punto del juego. Por lo demás los gráficos cumplen sin más, aunque su aspecto colorista palía cualquier punto negro de estos, y el apartado sonoro resulta bastante correcto, con unas melodías tremendamente pegadizas.


Personalmente me parece una plataformas muy a tener en cuenta, original, divertido, y sobretodo engancha, recuerdo que me puse con él para probarlo y al final le centré toda mi dedicación hasta pasármelo.


Ho!

2 comentarios :

Marc dijo...

Ya me he pasado el nivel del circo después de bastantes intentos XD
Menuda mierda de bugs. Menos mal que fastidiar, lo que se dice fastidiar, sólo lo hacen en un par de fases. Porque sino se llevaba un suspenso.
En mi opinión, el aspecto colorista NO palia cualquier punto negro. Hay juegos con bugs, pero es que los de éste son descarados y desesperantes :( En otros juegos juegos los bugs pueden obligarte a re-empezar la fase y evitar pulsar un interruptor antes que el otro (sabiéndolo no hay problema); en otras ocasiones, incluso los bugs hacen más divertido el juego, como Super Mario Bros.; pero es que en este Billy Hatcher te desespera la ausencia de una solución y tienes que dejar que el azar decida si puedes avanzar o no. Eso es algo muy negativo para un videojuego.
Y otra cosa que no me gusta es el personaje que siempre "derrapa" cuando te paras y llevas un huevo, incluso si llevas muy poca velocidad. Aunque al final te acostumbras, la jugabilidad pierde muchos puntos por eso. Y en realismo también, porque yo no derrapo cada vez que dejo de caminar. Claro que tampoco voy por ahí dando vueltas a huevos gigantes XD Así que con lo de "la mayor baza del juego es su jugabilidad" tampoco estoy de acuerdo :( Porque ese control tan duro no me gusta nada. ¿Para qué se juega con el analógico entonces?


Siento haber sido tan crítico, supongo que será porque me ha llevado un buen rato la puta fase XD Aún así, mantengo que (en mi opinión) este juego es bastante normalucho, tirando a suficiente pelao. Un buen intento del Sonic Team, pero me quedo con los Sonic Adventures.


PD: Se escribe incubar, no incuvar XD

Sabio dijo...

Corregido lo de incubar :P

En cuanto a lo de que el aspecto colorista palía cualquier punto negro me refería al apartado gráfico, no a los bugs, que como ya he dicho pueden llegar a ser desesperantes.

Y sobre lo de la jugabilidad, es cuestión de adaptarse, yo no tuve mayor problema.


Ho!

Publicar un comentario