miércoles, 11 de julio de 2007

Capitán Tsubasa

El otro día Glénat sacó el último tomo de 'Capitán Tsubasa', o como se la conoce más popularmente 'Campeones: Oliver y Benji'.

Aunque seguramente más de uno y de dos ha crecido con ese anime (yo incluido), aquí me voy a centrar en el manga, ya que en mi opinión el manga es mucho mejor por no tener esos defectos que sí tiene el anime original, defectos que, ya de paso, tampoco he visto (o por lo menos no tan descarados) en versiones animadas más actuales como 'Campeones hacia el mundial'.

Bueno, al lío, 'Capitán Tsubasa' es un manga creado por Yoichi Takahashi en 1981. La serie consta de 37 tomos y en ella veremos la evolución de un chico llamado Tsubasa Ozora (Oliver Aton en el anime) cuya única afición es el fútbol, al llegar a Nankatsu pronto se une al equipo de la ciudad y comienza a dar destellos de su calidad.
Tsubasa es un genio del fútbol, consigue que todos los que jueguen con él den lo máximo posible, y sus rivales también terminan sucumbiendo a su fútbol alegre y comienzan a ver el fútbol de otra manera, arrastrados por el entusiasmo de Tsubasa de llegar a ser profesional y conquistar algún día la copa del mundo con la selección absoluta de Japón.

No en vano, 'Capitán Tsubasa' es un shonen deportivo, donde el espíritu de superación le lleva, a él y a todos los que le rodean, a lo más alto.


La historia y el desarrollo a día de hoy puede parecer muy predecible, pero eso no quita para que disfrutara y vibrara de los partidos como cuando era pequeño y veía el anime por televisión, con la salvedad de que aquí no hay horas de carreras por un campo de kilómetros de longitud, ni suspensiones en el aire que harían sonrojar a los paracaídas, ni chutes que tardan siglos en llegar a puerta xD

El hecho de ir viendo como todos van creciendo es para mí un buen aliciente, a medida que Tsubasa crece la serie gana un toque fantástico (por así decirlo), con chutes increíbles, aunque la pena es que la mayoría de los personajes apenas evolucionan, la salvedad vendría en los rivales, que suelen ser de una forma, con su historia de fondo, y después de jugar con Tsubasa aprenden a valorar mejor el fútbol y todas sus características.


En definitiva, un buen manga, entretenido y con momentos emocionantes, para todo aquel aficionado al fútbol. La única pega es que Glénat (la editorial que lo ha sacado) ha cometido bastantes errores de traducción en los últimos tomos, posiblemente debido a las prisas, una lástima.


Ho!

0 comentarios :

Publicar un comentario