jueves, 21 de junio de 2007

Final fantasy X

Bueno, hasta ahora sólo os había hablado de juegos exclusivos de las consolas de Nintendo, hoy toca cambiar un poco el chip y con qué mejor que con una de las sagas más emblemáticas.

Como su nombre indica, 'Final fantasy X', es la décima entrega de la saga 'Final fantasy' (eso si no tenemos en cuenta los spin-offs), una saga de jRPGs que nació de la mano de Squaresoft (ahora Square-Enix) en la NES, alcanzó su estatus con la Super Nintendo, y empezó a arrasar en PlayStation. Este juego es el primero de la saga que llegó a PlayStation 2, y lo hizo a lo largo del 2001.

En 'Final fantasy X' controlaremos a Tidus, una estrella del Blitzball, un deporte que causa furor en el mundo en el que nos situamos. La historia empieza cuando Tidus está disputando un partido, justo cuando una criatura desconocida lo arrasa todo, nuestro personaje sobrevive gracias a otro personaje, desconocido para él, que dice conocer a su padre, quien había desaparecido años atrás. Tidus le sigue y acaba arrastrado a un mundo que no conoce y donde su ciudad, Zanarkand, fue destruida hace mil años, y desde entonces una criatura llamada Sinh devasta todo lo que se encuentra a su paso. A medida que avanzaremos iremos conociendo más detalles de este cúmulo de intrigas, así como personajes que se irán uniendo en nuestra aventura, y de los que iremos conociendo más a medida que avancemos en la historia principal.

Como buen 'Final fantasy' los combates del juego son por turnos, y podremos controlar a varios personajes formando así un equipo más o menos personalizable. En esta entrega podemos ir alternando los personajes durante el propio combate, haciendo así más útiles las especializaciones. Además, el desarrollo de los personajes se ha hecho por sistema de esferas, dentro de un mapa del menú podemos ir avanzando a medida que obtenemos experiencia e ir evolucionando las características de los personajes, con la ventaja de que podemos elegir qué círculos tomar para que nuestro personaje evolucione en aspectos físicos o mágicos.

Otro detalle más que merezca ser remarcado es que esta entrega es la primera de la saga donde los personajes principales tienen doblaje (en inglés).


La verdad es que el juego en un principio me llamó bastante la atención, la historia inicial y el concepto de Sinh era algo que me resultaba sumamente interesante, pero a medida que avanza el juego me iba encontrando con una trama religiosa que en mi opinión resulta bastante predecible, así como un avance muy lineal, y una historia que poco a poco se iba desinflando.

Otro punto que a mí me resultó muy negativo es el exceso de escenas cinemáticas donde no puedes controlar el personaje, y sólo te queda leer lo que dicen, bien es cierto que esto es algo muy común en este tipo de juegos, pero creo que aquí se han pasado, y muchas de esas escenas no aportaban nada a la historia del juego, más bien estaban puestas para mostrarnos y requetemostrarnos como gesticulan los personajes, algo que supongo que a muchos les hará tener más empatía con los personajes, pero a mí en cambio, exceptuando un par de escenas, lejos de cumplir su cometido me llegaron a resultar cargantes.

Pese a todo esto el juego me ha resultado entretenido ya que el sistema del mapeado de esferas que mencioné antes me ha gustado, y los combates me han resultado bastante dinámicos e incluso estratégicos (aunque la mayoría se limitaban a darle a atacar todo el rato con alguna cura intermedia).

Técnicamente al juego no le puedo reprochar nada, se le nota el paso de los años, pero aún se defiende muy bien. En cuanto a la banda sonora, la verdad es que es un punto que me ha gustado bastante, quizás no sea una de mis bandas sonoras preferidas pero hay temas que me han gustado mucho.


Bueno, no hay mucho más que decir, podría hablaros de los personajes, pero creo que es mejor que cada uno los vaya conociendo por sí mismo a medida que juega, sin tener una idea positiva o negativa de ellos ^^


Ho!

3 comentarios :

Tentáculo Morado dijo...

Pues... éste lo dejé cerca del final porque era muy difícil y supongo que estaba cansado para subir más niveles. Recuerdo que me gustó pero nada comparable al IX, que me encantó!

Ahora acabo de empezar el XII, y la verdad es que está muy bien, lo recomiendo, claro que si no te gustan las escenas cinemáticas mejor no juegues porque de 9 horas que llevo yo creo que gran parte son escenas de esas... que por cierto son impresionantes!

Por cierto otra vez, en éste los combates son de algún modo en tiempo real (aunque es una enmascaración bonita de los típicos turnos) y tienen más acción, más movimiento.

Sé que no tiene que ver pero ahora me ha venido a la cabeza, has jugado al nuevo ese de mario para la wii.. que es algo así como de fútbol y que se puede jugar online?

:**

Sabio dijo...

Por pasos :P
- Tengo que jugar al IX, que le tengo ganas, pero ahora prefiero empezar otros que tengo en mente.
- El XII lo tengo por ahí, dentro de poco me pondré con él.
- Lo de las escenas cinemáticas, no es que no me gusten, es que en el 'Final fantasy X' muchas me daban la impresión de que no aportaban nada, me parecía más un intento de lucimiento por parte de los programadores.
- El Mario que dices es el 'Mario strikers charged football', y sí, he jugado y estoy jugando, pero no muy a fondo por lo que aún no creo que publique un artículo. Como entremés te diré que es un juego muy adictivo, mantiene la esencia de su predecesor para GameCube pero con el añadido del on-line y cuatro mejoras más... eso sí, el juego con amigos es un primor ^^


Ho!

Tentáculo Morado dijo...

Pues miraré más a fondo el de Mario, que me llamó la atención cuando lo vi expuesto.

:**

Publicar un comentario