domingo, 8 de noviembre de 2020

Salvados por la campana

En 1989 la NBC estrenó 'Saved by the bell' (título original), una serie creada por Sam Bobrick, compuesta por cuatro temporadas. Contó además con un par de spin-offs, y un par de películas.
 
Telecomedia juvenil que seguía las aventuras de un grupo de estudiantes del instituto Bayside. Ellos eran el egocéntrico y creído Zachary "Zack" Morris, el virtuoso y musculoso Slater, y el raro y despistado Screech. Ellas: la víctima de la moda y cotilla Lisa, la popular cheerleader y pretendida Kelly Kapowski, y la brillante, ecologista y feminista Jessie. Y todos traían de cabeza al señor Belding, el ingenuo director del instituto. 
 
Los protagonistas fueron interpretados por Mark-Paul Gosselaar, Mario Lopez, Dustin Diamond, Lark Voorhies, Tiffani-Amber Thiessen, Elizabeth Berkley y Dennis Haskins. 


Siendo una de las series de mi infancia hacía tiempo que me apetecía revisionarla, pese a que sabía que a día de hoy no la disfrutaría igual. Lo primero que cabe destacar es cómo llegó a influenciarme la serie, viendo a Zack ahora entiendo mi gusto por las zapatillas deportivas altas, y mi afición desde pequeño por los Lakers cuando todo el mundo era de los Bulls, y es que el personaje de Zack era perfecto para atraer a todos los públicos, un liante presuntuoso pero que en el fondo siempre termina recibiendo un escarmiento y haciendo lo que está bien. No en vano, él es el alma de la serie, sin ir más lejos, en España, la primera temporada y gran parte de la segunda, enunciaban la serie como 'Salvado por la campana', en singular, reconociéndole ese protagonismo principal, ya que, salvo en casos excepcionales el rol del resto de personajes acostumbra a ser el sufrir los líos en los que Zack les mete, y posteriormente darle una lección.

En ese sentido la serie es la que es, a medio camino entre una serie infantil y juvenil, bastante entretenida y divertida, sobretodo en las primeras temporadas (personalmente a día de hoy me quedo con muchos de los primeros gags con los profesores, sobretodo con Testaverde, y el ligero toque de humor absurdo que a veces tenía), con algún que otro capítulo bastante destacable, pero que empieza a acusar un claro desgaste que hace que los productores lleven la serie lejos de Bayside. 
 
Por otro lado, con este revisionado he visto que a la serie le falta una gran continuidad en las tramas, hay personajes que aparecen en algún capítulo, terminan el capítulo dando la sensación de que tendrán algo de continuidad, pero nunca más se sabe de ellos ni se tiene en cuenta lo que su aparición provocó. Esto también pasa con algunos personajes protagonistas, que en algún capítulo ocurre algo relevante entre ellos, pero luego es como si no hubiera pasado nada. Por este motivo pensé que seguramente la serie en España se emitió desordenada, y he visto que efectivamente, pero ese no es el problema, ya que en Estados Unidos también hay muchos capítulos ordenados sin lógica alguna, lo que da a pensar que, sobretodo en la última temporada, los productores decidieron rellenar rescatando muchos capítulos de temporadas anteriores que decidieron no emitir (por no hablar de todos los capítulos protagonizados por Leanna Creel, y sin Tiffani Thiessen y Elizabeth Berkley).


Vista la serie y la primera película ('Movida en Hawai'), me falta revisionar la continuación ('Salvados por la campana: Años de universidad') y la película que concluyó la trama de Zack y Kelly, aunque en mi recuerdo esta continuación no es que fuera muy destacable. Lo que sí que me ha parecido curioso, y he descubierto mientras escribía esta entrada, es que 'Salvados por la campana' está considerada como un spin-off de 'Good morning, miss Bliss', del mismo creador, donde ya salían Zack, Screech, Liza y el propio Belding (interpretados por los mismos actores).
 
 
Ho!

0 comentarios :

Publicar un comentario