lunes, 5 de octubre de 2015

Japón 2015 - El viaje


Desde hace muchos años, antes incluso que empezara a interesarme en serio el mundillo del manganime, siempre había querido viajar y conocer Japón, un país que siempre me ha maravillado por ese contraste entre lo clásico y lo moderno. Pero por una cosa o otra nunca me planteé ir... hasta este año, donde he podido ir con un amigo que, después de tantos viajes, ya se mueve por Japón como yo por mi barrio xD

Son muchas cosas las que podría contar de este viaje, por lo que he decidido separar la entrada en varias, en esta describiré un poco el viaje, en otra plasmaré mis impresiones, y en una tercera comentaré un poco los dos eventos a los que asistí en mi viaje, el TGS y el último concierto de la gira veraniega de Nana Mizuki.


-El viaje-
El viaje de ida empezó en Barcelona, un par de horas de vuelo hasta Frankfurt y allí embarcar hasta Osaka, durante unas 10 ó 11 horas. Salimos un jueves temprano y, con el cambio horario, llegamos un viernes por la mañana, sacamos el Railpass para siete días, nos pusimos rumbo al hotel y ya estaba en suelo japonés. Posiblemente la peor parte del viaje ya que, a parte del porrón de horas y el cambio horario, el avión iba lleno, y las estrecheces de los asientos hicieron mucha mella en la comodidad durante tantas horas de vuelo.

-Osaka-
En ShinOsaka es donde teníamos el hotel durante 5 noches, cogimos dos habitaciones individuales que, aunque pequeñas, reconozco que tenían todas las comodidades. De la ciudad no visitamos mucho porque durante la estancia preferimos centrarnos en otros destinos, pero aún así sí visitamos la zona de los carteles de neón de Glico, y nos pasamos por un Yodobashi, un centro comercial donde pudimos pillar unas tarjetas sim para tener internet en los móviles.

-Miyajima-
Superado el primer día en tierras japonesas hicimos la primera excursión, en este caso hasta la isla de Miyajima, cogimos el Shinkasen (tren bala), algún trasbordo, luego el ferry, y ya estábamos en la isla. Después de revolotear un poco por el templo y la zona costera, y hacer fotos a los ciervos que había, subimos en teleférico la montaña, hicimos un poco de senderismo por la zona, y bajamos la montaña andando, para seguir sacando fotos a la pagoda. La excursión fue bastante cansada, y el día estuvo algo nublado, pero mereció mucho la pena.

-Himeji-
El tercer día tocó otra excursión más suave, al templo de Engyoji en el monte Soshazan, una preciosa zona que ha ganado algo de popularidad gracias a que algunas escenas de 'El último samurái' se rodaron allí. Cuando terminamos nos dirigimos al castillo de Himeji, muy destacable desde fuera, así como sus jardines, bastante prescindible su interior (mucha gente y poco o nada que ver). También pude aprovechar para ver una especie de festival que estaban haciendo cerca de uno de los distritos comerciales de Himeji, no sé qué se celebraba, pero algunas coreografías que vi estaban muy logradas.

-Kyoto-
El 4º y el 5º día los dedicamos enteramente a Kyoto, y lo primero que hice fue ir a ver la sede de Nintendo, mi meca de los videojuegos :P, después de eso visitamos el Kinkakuji (un templo dorado, icono de la ciudad, que en su día se trataba de una villa de descanso del Shogun). Tampoco pudo faltar una visita a la torre de Kyoto donde pude ver la enorme extensión de la ciudad, y a la espectacular estación de Kyoto. El siguiente día lo empezamos con otra excursión, en este caso visitamos el santuario de Fushima Inari, y durante la mañana paseamos por la montaña a través de los senderos delimitados por los toriis rojos (a algunos quizás les suene por 'Memorias de una geisha'). Luego hicimos una visita fugaz al histórico edificio de Nintendo, y ya nos fuimos a visitar el distrito Gion y su pagoda, no sin antes pasar por el santuario Shimogamo, el templo Ginkakuji y sus jardines, y el buda de Ryozen Kwanon.

-De camino a Tokyo- 
El sexto día cogimos el tren bala dirección Tokyo, por el camino pude ver el monte Fuji (el único día que pude verlo), y llegamos al hotel situado en pleno Akihabara (una de las zonas comerciales de electrónica, videojuegos y manganime, más importante de Tokyo), así que una vez acomodados en el hotel no pudo faltar un paseo por las tiendas y mis primeras compras frikis (un libro de arte de Rei Hiroe, y la serie 'Onegai teacher' en DVD).

-TGS y estación de Tokyo-
El primer día en Tokyo aprovechamos para ir al Tokyo Game Show, una de las convenciones de videojuegos más famosas del mundo. Fuimos como prensa, y me lo pasé pipa, tanto probando videojuegos como sacando fotos a las azafatas, pero eso ya lo dejo para la tercera entrada :P
Ese día también visité la estación de Tokyo para terminar el día, originaria de principios del siglo XX es todo un contraste con los rascacielos que la envuelven. Y de nuevo aproveché para agenciarme otra compra friki, la serie 'Haibane renmei' en DVD.

-Mitaka-
El segundo día en Tokyo lo empezamos rumbo a Mitaka, donde está el museo Ghibli, un museo pequeño, con sólo dos o tres salas de exposición, pero tremendamente bonito, hecho con mucho amor, y con muchas cosas que harían de las delicias de los fans de sus películas. Después de eso aprovechamos para ir a comprar los recuerdos del concierto de Nana Mizuki. El resto del día lo dediqué a pasear por Akihabara.

-Tokyo SkyTree y concierto-
Por la mañana del tercer día una visita al edificio más alto de Japón con 634 metros, y con unas visitas de escándalo, donde se puede apreciar lo enorme que es Tokyo, aunque cuando subimos estaba algo nublado y fue imposible ver el monte Fuji. Por la tarde rumbo al concierto de Nana Mizuki, donde aluciné con la puesta en escena del concierto en el estadio de béisbol de los Saitama Seibu Lions, en Tokorozawa, pero sobretodo flipé con el público, pero esto también lo dejaré para la tercera entrada.

-Monte Takao-
El cuarto día en Tokyo tocó una nueva excursión, en este caso al monte Takao, desde donde en principio podríamos ver el monte Fuji, pero también tocó un día algo nublado así que no fue posible, aún así la excursión fue bastante agradable, sobretodo con la bajada por uno de los diversos senderos que había. Una vez de nuevo en Akihabara visitamos un "maid cafe" de temática relacionada con los trenes, una curiosa experiencia, y también vi unos cuantos coches tuneados con temáticas anime.

-Kamakura y Enoshima-
El quinto día visitamos el buda de Kamakura, e intentamos subir hasta el mirador de la isla de Enoshima, pero ese día comprendí realmente lo que era el agobio japonés, ir en el tren apretujado notando como el resto de pasajeros se pegan a ti, o caminar a pasitos cortos entre mareas de gente... finalmente decidimos desistir en nuestro intento de subir al mirador, pero reconozco que de ese día tengo la anécdota más divertida de todo el viaje xD. También ese día saqué la conclusión de que a los japoneses les gusta "vestir" cualquier estatua.
Por la tarde aprovechamos para ir a ver la exposición que había de Yoshitoshi ABe en Tokyo, era bastante pequeña, pero me hubiese gustado llevarme algún cuadro. Y de nuevo en Akihabara me llevé otra compra friki, un soportalibros con temática de Game & Watch.

-Torre de Tokyo y Shibuya-
El último día aprovechamos para visitar Asakusa y la torre de Tokyo, una torre que, como la torre Eiffel, me encanta. Habiendo subido a la SkyTree no consideré necesario subir a la torre de Tokyo, pero sí que saqué bastantes fotos. Después fuimos rumbo a Shibuya, dónde aproveché para fotografiar y cruzar el famoso cruce que hay delante de la estación. Y también pude, por fin, encontrar uno de los recados que me habían hecho.
La tarde la dejamos entera para visitar más a fondo Akihabara, donde me sumergí enteramente en muchas de las tiendas de segunda mano que hay, y pude encontrar algún recado más que me habían hecho, y una última compra friki para mí, el libro de arte "Lightness" de Yoshitoshi ABe.
Después cena, y a preparar la maleta para el día siguiente.

-El viaje de vuelta-
El día del viaje aproveché para comprar un último encargo que me hicieron a última hora, y a pelearme con la maleta para intentar meterlo todo, un bonito ejercicio práctico conseguido gracias a muchas horas jugando al 'Tetris' xD, aunque cabe decir que la maleta estuvo a punto de no contarlo (llegué a plantearme tirar algo de ropa xDDDD). También aproveché para dar un último paseo por Akihabara mientras desayunaba.
Ya en el avión rumbo a Frankfurt fue un alivio comprobar que iba medio vacío, dos asientos para mí, cuatro para mi compañero de viaje, eso, y el hecho de salir de allí al mediodía, y llegar a España sobre las 11 de la noche (de nuevo jugada del cambio horario) hicieron que el viaje resultara mucho más llevadero, aunque en este caso el jet lag me hizo más efecto los siguientes días que no en la ida. También cabe decir que no desaproveché la oportunidad de comer un frankfurt en Frankfurt :P


Y esta ha sido toda la cronología del viaje, un viaje increíble al país del sol naciente que se convierte en uno de mis viajes favoritos. Os dejo varias fotos de algunas de las zonas que he descrito.





Ho!

2 comentarios :

Casandra Abella dijo...

Unas fotografías geniales, sin duda es un país genial para hacer landscape.
Estoy deseando ver el resto!

hyrulen dijo...

sólo diré: MARAVILLOSO.
estoy deseando ser rico para viajar a Japón y visitarlo todo sin problemas. xDD

Publicar un comentario