viernes, 5 de marzo de 2010

Malditos bastardos

Como ya nos tiene acostumbrados, muy de vez en cuando Quentin Tarantino saca una nueva película de esas que sólo él sabe hacer, una película que cuenta una historia de venganza ficticia en la Segunda guerra mundial.

Sinopsis:
Durante el primer año de la ocupación alemana de Francia, Shosanna Dreyfus presencia la ejecución de su familia a manos del coronel nazi Hans Landa. Shosanna consigue escapar y huye a París, donde se forja una nueva identidad como dueña y directora de un cine. En otro lugar de Europa, el teniente Aldo Raine (Brad Pitt) organiza un grupo de soldados judíos para tomar brutales y rápidas represalias contra objetivos concretos. Conocidos por el enemigo como “Los bastardos”, los hombres de Raine se unen a la actriz alemana Bridget Von Hammersmark (Diane Kruger), una agente secreta que trabaja para los aliados, con el fin de llevar a cabo una misión que hará caer a los líderes del Tercer Reich. El destino quiere que todos se encuentren bajo la marquesina de un cine donde Shosanna espera para vengarse.

Aunque Tarantino se toma su tiempo entre película y película, 'Malditos bastardos' no es producto de un día, el guión se ideó hace unos diez años aproximadamente y Tarantino escribió en ese tiempo varios guiones diferentes.


Aunque mi primer contacto con una película dirigida por Tarantino fue con 'Pulp fiction', con 'Kill bill' perdí parte del entusiasmo que podía levantarme este director, por ello tenía bastante recelo, pero tanto los tráilers, como el hecho que saliera Brad Pitt me convencieron para verla, y el resultado fue una grata sorpresa, ya que 'Malditos bastardos' me ha parecido una película bastante amena (pese a que dura aproximadamente dos horas y media) y divertida, aunque no han faltado dos o tres escenas donde Tarantino se recrea en exceso.

En cuanto a las actuaciones, la gran mayoría me han parecido muy notables, pero si he de destacar una por encima del resto es la de Christoph Waltz, con una interpretación del Coronel Hans Landa brillante.


Podría resumir la película como un desenfadado y diferente punto de vista de la historia, al más puro estilo de Quentin.


Ho!

0 comentarios :

Publicar un comentario