miércoles, 10 de junio de 2009

De vuelta de vacaciones

Anteayer volví de lo que han sido unas vacaciones turísticas por Italia, más exactamente por Roma, Florencia y Venecia.

Para empezar he de decir que en estas vacaciones he aprendido unas máximas:
  • El turismo es cansado
  • Los romanos no saben conducir, y los transportes urbanos sólo lo pagan los turistas ingenuos
  • Los vendedores ambulantes de Roma se las saben todas
  • Los italianos son por lo general altos... muy altos
  • Y los aeropuertos son un infierno... eso sí, tax free
En cuanto al primer punto, la verdad es que si quieres ver todo lo que merece la pena en poco tiempo no te queda otra que no parar ni un minuto. Eso sí, ver la grandeza de monumentos como el Colosseo no tienen precio.

El segundo punto viene por lo caótico que es el tráfico de Roma, es alucinante como se te pone el semáforo verde para los peatones y ves vehículos saltarse el semáforo con bastante frecuencia, y lo que es peor, eres tú el que ha de tener cuidado al cruzar :S. Por otro lado, una cosa en la que me fijé es en que en los autobuses la gente sube por donde quiere y nadie está por la labor de si pagan o no, y lo mismo pasa con el vaporetto de Venecia.

Sobre lo de los vendedores, la verdad es que ha resultado bastante gracioso cómo se lo montan: Cuando llegamos llovía, y vimos un montón de rumanos vendiendo paraguas, en cuanto hacía sol sacaban sombrillas, sombreros y gafas de sol, por las zonas turísticas los veías vendiendo trípodes y juguetes, de noche juguetes luminosos y rosas... xD

Respecto a la altura de los italianos, es la sensación que me han dado, yo soy bastante alto, y aquí no suelo ver gente mucho más alta que yo, pero es que en Italia me encontré bastante gente que me sacaba casi una cabeza, incluso en un exposición de Galileo me encontré un grupo de estudiantes de seguramente bachillerato, y la mayoría eran más o menos igual de altos que yo.

Ya el último punto no creo que haga falta explicarlo mucho, que si colas para facturar, que si colas para embarcar, que si problemas, que si retrasos... aunque nada como el retraso que pillamos en el tren de Florencia a Venecia... casi medio día en la estación de Santa Maria Novella ¬¬


Por lo demás todo bastante bien, me ha gustado mucho Roma, arquitectónicamente es una ciudad que me ha encantado, y Florencia tampoco se queda atrás, aunque no me ha entusiasmado tanto. En cuanto a Venecia, eso ya es otra historia, la ciudad en sí tampoco es que tenga nada del otro mundo, pero el encanto de los canales, o lo laberínticas que son sus calles le da un toque especial, eso sí, lo mejor ha sido la tarde-noche del sábado, nada como ver a los italianos vestidos de gala para que luego los hombres tuvieran que descalzarse y subirse los pantalones del traje, y las mujeres quitarse sus zapatos de tacón, o, peor, combinar sus minifaldas o vestidos de fiesta con botas de agua para poder cruzar las calles inundadas por la marea en la parte baja xDDDD


En fin, he sacado más de 1200 fotos, aunque en cuanto las he mirado por el ordenador he visto que no se salvan ni una sexta parte, pero bueno, ya iré poniendo alguna fotillo de vez en cuando, y para empezar estas dos panorámicas de Florencia y Venecia:



Están hechas con una compacta, y tienen bastantes defectillos que no me gustan, pero bueno, para ser mis primeras panorámicas estoy bastante satisfecho.


Ho!

2 comentarios :

Rocio (Piuchi) dijo...

hola primiii!!! ya veo que te has pegao unas buenas vacaciones, muy bien hecho si señor que no va a ser todo currar!! las fotos yo no entiendo mucho de estilos y demás pero se ven bien bonitas. Por cierto que tal la peque? ya habrá crecido un montón no? besitossss

Sabio dijo...

Sí, a ver si le saco alguna foto un día de estos :)


Ho!

Publicar un comentario