lunes, 3 de marzo de 2008

007 Casino Royale

Esta semana pasada me reencontré un poco con el cine, el cual estaba siendo un poco desplazado por las series que estoy viendo. Para ello nada mejor que otro reencuentro, en este caso con la saga '007' de la cual hacía muchos años que no veía ninguna entrega.

'007 Casino Royale' sigue la pista del principio de la carrera de James Bond. Su primera misión como "007" le lleva hasta Le Chiffre, banquero de terroristas de todo el mundo. Para detenerlo y desmantelar la red terrorista, Bond debe derrotar a Le Chiffre en una partida de póquer con apuestas altas en el Casino Royale. Al principio Bond está molesto cuando asignan a una hermosa oficial del Tesoro, Vesper Lynd, para entregar la apuesta para la partida y vigilar el dinero del gobierno. Pero mientras Bond y Vesper sobreviven a una serie de ataques mortales por parte de Le Chiffre y sus secuaces, se desarrolla una atracción mutua que les conduce a peligros mayores y acontecimientos que marcarán la vida de Bond para siempre.

Tras las cámaras nos encontramos de nuevo con Martin Campbell, quien ya dirigió a James Bond en 'Goldeneye', pero en el papel de 007 nos encontramos a un debutante, Daniel Craig, actor inglés al que podemos ver en otras películas como 'Camino a la perdición', 'Munich', o la más reciente 'La brújula dorada'.


Aunque ya había visto alguna película de James Bond, de eso hace muchos años, y tampoco es que las recuerde mucho ya que su temática nunca me interesó en exceso, por lo que se podría decir que mis valoraciones serán como las de cualquier profano.
Partiendo de ese punto de vista diré que la película me ha dejado un muy buen sabor de boca y con ganas de ver más películas. Mérito que en parte tiene el hecho de que la película narra las primeras misiones de James Bond.

Desde que terminan los títulos de créditos iniciales, el ritmo de la película me fue encadilando, hasta el punto de que las dos horas y poco que dura la película se me hicieran incluso cortas, con trepidantes escenas de acción, y el glamour que solamente destila un agente secreto.

La mayor parte de la película discurre en el casino, y aunque todo gira en torno a una partida de póquer, es impresionante la tensión que Campbell supo trasmitirme en todo momento, gracias en parte al estilo que Craig ha sabido darle a su personaje, con un James Bond algo más inocente y frío de lo que yo recordaba, y también a la sobriedad que Mads Mikkelsen me ha trasmitido con su actuación encarnando a Le Chiffre.

Técnicamente no podría criticar nada a la película, las escenas de acción me han parecido fabulosas, así como la elección de melodías. Aunque lo que más me gustaría destacar es el diseño de la animación de los créditos iniciales.


Como ya he comentado, ahora me apetece ver más películas de la saga, pero hay muchas y no me apetecería desilusionarme así que seguramente apueste por un caballo seguro con la otra entrega dirigida por Campbell ^^


Ho!

0 comentarios :

Publicar un comentario