miércoles, 26 de diciembre de 2018

Spider-man. Un nuevo universo

Dirigida por Bob Persichetti, Peter Ramsey y Rodney Rothman, 'Spider-Man: Into the spider-verse' es una película de animación basada en el universo del arácnido más famoso de Marvel.

En un universo paralelo donde Peter Parker ha muerto, un joven de secundaria llamado Miles Morales es el nuevo Spider-man. Sin embargo, cuando el líder mafioso Wilson Fisk (también conocido como Kingpin) construye el "Súper colisionador" trae a una versión alternativa de Peter Parker que tratará de enseñarle a Miles como ser un mejor Spider-man. Pero no será el único Spider-man en entrar a este universo, 4 versiones alternas de Spidey aparecerán y buscarán regresar a su universo antes de que toda la realidad colapse.

La película dura unas dos horas, y se puede disfrutar como un producto completamente alternativo al mostrado en las películas con actores de carne y hueso.


Cuando vi por primera vez algo de esta película pensé en que sería algún producto menor de alguna serie llevada a la gran pantalla, tenía miedo incluso de que fuera el enésimo reinicio para contar de nuevo lo mismo, pero cuando vi un clip de la película me empezó a llamar la atención tanto la trama como su estupendo diseño artístico, y cuando se estrenó, no dejé de leer comentarios positivos que me alentaron a ir al cine a verla antes incluso que otras películas estrenadas por las mismas fechas.

¿El resultado?, si bien me considero un gran fan de las dos primeras películas de Sam Raimi, no he podido evitar salir del cine pensando que había visto la mejor película de Spider-man, a todo un mundo del reinicio llevado a cabo en 'Homecoming'. Y es que para empezar estamos ante una historia que se desmarca de la habitual, Miles no es Peter Parker ni los guionistas lo pretenden, la versión alternativa de Peter tampoco es el Peter al que estamos acostumbrados, pero lo mejor es que la película tiene un ritmo excelente en todo momento, no decae y combina de forma muy natural una historia interesante, con humor, acción, muchos guiños, y un diseño que rezuma por todos sus poros un gran mimo por parte de todos los creativos, mimo que también queda patente al ver el respeto que demuestran por el material que están usando. Quizás la única pega es que me han sobrado un par de personajes, aunque tampoco me han estorbado.


Una película que ningún fan del trepamuros debería perderse, y muy recomendable para todo aquel que pueda disfrutar de una interesante historia de súper-héroes y sin prejuicios por tratarse de una película animada.

PD: Al final de los créditos hay una escena, no es imprescindible, pero sí es bastante divertida (sobretodo para los que conozcan la clásica serie animada de los 60).


Ho!

0 comentarios :

Publicar un comentario