jueves, 8 de diciembre de 2016

Devil's third

'Devil's third' es un juego desarrollado por Valhalla game studios, un estudio fundado por Itagaki (creador de los 'Dead or alive', y máximo responsable de los 'Ninja gaiden' modernos), con la participación de Nintendo.

Su premisa:
Restos de satélites artificiales en órbita han creado un efecto dominó de colisiones, desencadenando la destrucción de todos los satélites cercanos, tanto militares como civiles. Como resultado de la confusión, la guerra estalla por todo el mundo y el equilibrio de las fuerzas militares se vuelve caótico. Las batallas de infantería cambian en un mundo sin la tecnología de los satélites. El juego tendrá lugar en varias localizaciones alrededor del mundo

El juego salió el verano del año pasado para Wii U, y este año salió el on-line para PC, sin la campaña de un jugador.


El juego pintaba mal en su desarrollo, y pintó aún peor cuando Nintendo Europa decidió no traducirlo a todos los idiomas que acostumbran, pero un amigo me convenció de jugarlo pasando el mando, y mira, no me pareció mal plan... hasta que nos pusimos a jugarlo. La jugabilidad del juego está totalmente rota, la curva de dificultad parece una montaña rusa, el juego, para lo que realmente es, te pierde en una maraña de controles no muy intuitivos (a los que obviamente te terminas acostumbrando porque no te queda otra), hay muchas mecánicas que sólo se utilizan en momentos puntuales quedando luego totalmente desaprovechadas, diseño de niveles bastante desastroso, chistosa inteligencia artificial de los enemigos, y la historia... mejor no ahondar en ella, puro trámite con clichés por un tubo.

Luego, en el apartado técnico, esto es lo mejor, sorprende ver en los créditos a Nintendo, porque resulta inverosímil que Nintendo haya estado involucrada en un juego de tan poca calidad, personajes que vuelan, físicas dignas de 'Cuarto milenio', las sombras de los personajes van a su bola (a veces parecen la de Peter Pan), texturas que cargan tarde y mal, bajadas de frames en zonas donde no hay motivo para ello (lo que denota lo poco depurado que está), y una banda sonora que desentona bastante. Lo único notable es el diseño de algunos personajes.


Y después de toda esta entrada donde no dejo títere con cabeza, lo normal sería preguntarse por qué no lo dejamos a medias, y la respuesta es porque dentro de todo lo malo, las risas han sido enormes, era como ver una peli de serie B con amigos, y porque al final, y sólo al final, el regusto que deja la jugabilidad, no ha sido tan tan tan malo.

PD: Mis impresiones son únicamente de la campaña, no he probado el modo on-line, pero me extrañaría mucho que este tuviera un salto cualitativo.


Ho!

0 comentarios :

Publicar un comentario