martes, 23 de julio de 2013

Yo quiero mandos con cable

En la última generación de consolas una de las cosas que más se ha consolidado ha sido el adiós de los cables (o al menos una parte de ellos), y mucha gente contentísima por librarse de ese engorro, esos cables que o se enredan cosa mala, o resultan cortos, o te tiran la consola al suelo cuando alguien pasa por el medio y se tropieza con el cable, o...

Yo en cambio sigo prefiriendo un mando con cable porque no he de preocuparme de la carga que tiene la batería del mando (cómo fastidia pausar la partida para cambiar las pilas, o buscar el cable para conectar y cargar la batería mientras sigo jugando). Y en el caso de que el mando lleve batería no tengo que preocuparme de que un día la batería dirá adiós y me quedaré con un bonito pisapapeles si no encuentro una batería de repuesto a buen precio (en ese sentido prefiero las pilas recargables). Además, poco a poco los mandos van ganando cada vez más funcionalidades-chupa-baterías, ya no sólo hay que alimentar un motorcillo para el que mando vibre, ahora hay sensores, giroscopios, pantallas...

Salvo en casos como el Wiimote (donde uno ha de tener sí o sí libertad de movimiento), lo ideal sería que las tres grandes dieran la opción al usuario de escoger si mando con cable o mando sin cable, como hizo Nintendo con GameCube y Microsoft con Xbox360, así el que quiera prescindir del cable y tener un mando con una autonomía finita tendrá lo que quiera, y los que queremos un mando esclavo de la consola que, en principio no debería pasar de los 30€, pues también lo tendremos. Y es que actualmente lo más parecido y decente (porque el sistema carga y juega de X360 no es muy decente que digamos) que hay a esto sería el sistema de PS3, que te permite jugar con el mando sin cable, o con el mando conectado mediante USB a la consola, aunque no deja de ser una simple función de cargado que no sé hasta qué punto puede ser perjudicial para la batería del mando.


Es que no veáis la rabia que me da coger un mando y que no tenga batería, o tener que dejar la consola (o la regleta) encendida para que termine de cargar el dichoso mando...


Ho!

3 comentarios :

Meathook dijo...

El carga y juega puede ser una alternativa al uso de cable, yo nunca lo desenchufo.

Jonkoman dijo...

a mi también me molestaba eso, pero a veces las soluciones mas obvias son las mejores y las que no se nos ocurren. En la PS3, compré un cable USB lo suficientemente largo y el mando lo tengo siempre conectado. Y de esta manera, es como si fuese el mando de la PS2 :D

Marc dijo...

Lo mejor es el Wavebird!
2 pilas y le duran una eternidad!

Publicar un comentario