martes, 26 de junio de 2012

El caso Slevin

'Lucky number Slevin' (título original) es un thriller dirigido por Paul McGuigan, con tintes del género noir mezclando comedia y drama. La película se estrenó a principios del 2006.

Dos corredores de apuestas de dos bandas rivales son asesinados en Nueva York. Parece ser obra de un conocido asesino a sueldo, Mr. Goodkat, el mejor en su oficio. Pero cuando Slevin llega a la ciudad, ni sabe nada al respecto ni le preocupa: ha perdido su casa, su empleo y ha pillado a su novia poniéndole los cuernos, así que sólo necesita un sitio donde pasar unos días, y por eso ha ido a casa de Nick. Por el camino la han robado la cartera, y eso hace que cuando las dos bandas pasen por el apartamento buscando al desaparecido Nick, le confundan con su amigo y le involucren en su guerra personal. Ahora tiene 48 horas para matar al hijo del Rabino y entregar 33.000 dólares.

La obra cuenta con un reparto espectacular con nombres como Josh Hartnett, Bruce Willis, Lucy Liu, Morgan Freeman y Ben Kingsley.


Hace tiempo que tenía esta película en mis visionados pendientes, alguna vez la pillé empezada por la tele y los fluidos diálogos me atraparon (pero no pude terminar de verla). ¿El resultado?, me ha parecido una película notable, con un excelente estilo, unas muy buenas actuaciones, y diálogos con chispa, pero ha habido momentos donde me he llegado a preguntar si realmente era necesario tanto juego a varias bandas, repasando mentalmente la película diría que sí, que todo queda atado, pero no ha conseguido dejarme esa sensación de película redonda.

Respecto a las actuaciones, todos se mueven en un gran nivel, desde el protagonista, Josh Hartnett, hasta todo el elenco de personajes que van dando forma a una película de gánsters donde todo el mundo intenta jugar sus cartas. La dirección también cumple, pero, por lo general, se podría decir que el gran mérito de 'El caso Slevin' es de Jason Smilovic, el artífice del guion.


Película altamente recomendable para los que les guste este tipo de cine, al estilo de las películas de Guy Ritchie, 'Lock & stock' o 'Snatch: Cerdos y diamantes', eso sí, salvando las distancias, ya que aunque 'El caso Slevin' tiene algo de humor es bastante más seria.


Ho!

0 comentarios :

Publicar un comentario