miércoles, 29 de octubre de 2014

Another

De la mano de Hiro Kiyohara nos llega 'Another', un manga que adapta la novela de misterior y terror de Yukito Ayatsuji.

En 1972, Misaki, un popular estudiante de la clase 3-3 de la Yomiyama north middle school, murió repentinamente a mitad de curso. Impactados por la pérdida, sus compañeros y profesores siguieron actuando como si estuviera vivo. Tal es así que incluso pudo vislumbrarse una extraña presencia en la foto de graduación. En la primavera de 1998, un chico de 15 años llamado Koichi Sakakibara es trasladado a esa misma clase, ahí conoce a Mei Misaki, una chica bastante rara a la que tanto sus profesores como compañeros de clase ignoran. Inesperadamente una serie de asesinatos causa la desesperación entre los alumnos de la clase 3-3. Koichi y Mei descubren que esas muertes están relacionadas con la de Misaki en 1972 y se proponen descubrir qué las causa y cómo detenerlas antes de convertirse en las próximas víctimas. 

El manga está compuesto por 4 tomos. También se ha hecho un anime de 12 capítulos.


Esta es otra obra que empecé por puro impulso tras la recomendación del tendero de mi tienda de cómics habitual, si bien al principio no terminó de cuajarme, gracias al hecho de que fueran pocos tomos decidí continuarla y ver cómo iba mejorando ligeramente a medida que la historia se iba esclareciendo, llegando incluso a sorprenderme con el final.

Lo mejor llevado de la historia es el suspense, el mantenerte constantemente con la incertidumbre, y cuando te desvelan parte de la trama te derivan inmediatamente a más preguntas, siempre jugando con las supersticiones y maldiciones propias de Japón, y además ofreciendo una destacable atmósfera.


No soy muy dado a este tipo de género en el mundillo del manganime, por lo que mi opinión puede ser bastante sesgada, aún así terminaré diciendo que me ha resultado un manga bastante entretenido.


Ho!

domingo, 26 de octubre de 2014

King's game

'King's game' es un manga basado en una novela para móvil de Nobuaki Kanazawa ('Osama game'), dibujado por Hitori Renda:

Inesperadamente, los estudiantes de una clase se ven sometidos a una macabra versión del “juego del rey”. Todos reciben en sus móviles la orden del día y las personas que deberán ejecutarla. Inicialmente las órdenes son tonterías como un beso o tocar pechos, pero paulatinamente se tornan incómodas, extrañas, incluso sexuales… Quien no obedece tras 24 horas de impartida la orden, súbitamente aparece muerto y NO está permitido abandonar el juego. Las relaciones entre los chicos caen en la psicosis, la desconfianza, el temor y la paranoia. El temor a morir se sobrepone a la amistad que alguna vez tuvieron. ¿Qué o quién estará detrás de todo esto?

El manga ha sido editado en España en 5 tomos.


Compré el primer tomo sin ninguna referencia salvo la premisa de su contraportada, y la información que me dio el tendero de que iban a ser sólo 5 tomos, y la verdad es que fue una agradable sorpresa, me enganchó con facilidad, y aunque en principio pecaba del morbo fácil, era muy interesante las muchas lecturas que se podían sacar de lo que es capaz de hacer una persona cuando tiene poder en sus manos, o cuando se siente acorralado.

A medida que iban pasando los tomos el morbo inicial iba dejando paso a cosas más siniestras, y a un auténtico thriller donde los protagonistas intentan por todos los medios descubrir al rey y poner fin a la masacre que se lleva a cabo. En este tipo de obras el final rara vez contenta a todos, porque ante tantas dudas cada uno tiende a crearse sus propias expectativas, por lo que suele ser más disfrutable si uno ya asume que el final seguramente no sea el que uno pueda imaginarse.


Una obra curiosa, muy entretenida, y lo suficientemente diferente para darle una oportunidad.


Ho!

jueves, 23 de octubre de 2014

In time

'In time' es una película estrenada en el 2011 con el célebre director de 'Gattaca' como principal valuarte, Andrew Niccol.

En el futuro, el dinero ha sido sustituido por el tiempo. Todo el mundo dispone de 25 años de vida, y cuando llega a esa edad, su reloj biológico se detiene en una eterna juventud. Pero sólo dispone de un año más de vida, tiempo con el que puede comprar cosas y que puede recargar trabajando. Con esfuerzo, una persona normal puede vivir cientos de años, si antes no se queda en bancarrota o un ladrón de tiempo acaba con él. Este sistema ha creado además una sociedad dividida en 'zonas horarias', según el tiempo que se tenga acumulado.
En la zona más pobre vive Will Salas, un joven que sólo gana lo suficiente para vivir al día y agobiado por préstamos y facturas, con los minutos justos para aguantar hasta el día siguiente. Sin embargo, un encuentro fortuito le descubre el secreto que esconde esta sociedad y le proporciona un regalo inesperado: más de un siglo de vida para que lo use como quiera. Su primer objetivo será viajar a la zona rica para intentar acabar con el sistema que ha acabado con todos los que quiere. Pero para ello tendrá que defenderse de una acusación de asesinato...

La película está protagonizada por Justin Timberlake, Amanda Seyfried, y Cillian Murphy.


La propia premisa de la película invita a realizar muchas reflexiones, y del director de 'Gattaca' uno puede esperar algo parecido, sustituyendo la genética por el tiempo, pero 'In time' se mueve más hacia la acción (jugando además con eso de ir a contrarreloj constantemente), ofreciendo una especie de mezcla futurista entre Bonnie y Clyde, y Robin Hood, con algún que otro sinsentido. Si uno ve la película teniendo en cuenta esto, o directamente sin ninguna pretensión, seguramente la disfrute más que si espera algo más.

Las actuaciones me han parecido bastante correctas, Justin Timberlake consigue trasmitir la bondad y generosidad de su personaje, y Amanda Seyfried la rebeldía de su personaje (además de hipnotizarnos con sus ojos), mientras que Cillian Murphy se desenvuelve bien en su papel que mezcla el antagonismo de su personaje con su intachable forma de actuar.


En resumen, una película entretenida, visualmente atractiva, y con alguna pincelada de reflexión.


Ho!

viernes, 17 de octubre de 2014

Marvel 1602

Una de las cosas más destacables del universo Marvel es sin duda su riqueza, un universo plagado de una lista interminable de personajes que además de llevar aventuras en solitarios son capaces de vivir aventuras con otros personajes, y además de ello también son capaces de vivir aventuras inimaginables gracias a los interminables universos alternativos que pudieran darse, como es el caso de 'Marvel 1602'.

¿Qué hubiera ocurrido si las grandes criaturas que pueblan el universo Marvel, desde los cuatro fantásticos a la patrulla X, desde el Doctor Extraño a Hulk, desde Spiderman a Nick Furia, hubieran irrumpido en el siglo XVII, en lugar de hacerlo en el siglo XX? La respuesta llega en 'Marvel 1602'

El cómic está escrito por Neil Gaiman y dibujado por Andy Kubert.


Este es otro de los cómics que me regalaron en el stand de El Corte Inglés del salón del cómic de este año, sin ningún tipo de interés en él lo leí por simple curiosidad, y he de reconocer que a las pocas páginas me dejé embaucar por el ir viendo el rol que tomaban personajes tan conocidos como Peter Parker, Nick Furia, Charles Xavier, Matt Murdock, etc., algunos resultando muy predecibles, otros en cambio pueden llegar a ser toda una sorpresa, también cómo encajaban las mutaciones propias del universo Marvel en una época donde la quema de brujas estaba a la orden del día. Además, tanto el dibujo como el entintado me atrajeron.

Si bien todo el cambio de época puede llegar a ser interesante, parece que la historia no es más que un pretexto para meter cuantos más personajes mejor (algunos totalmente desaprovechados), y cuando hace acto de presencia de verdad nos encontramos con un batiburrillo pseudo-científico que desentona bastante con la época en la que se mueve.


Sin duda una obra curiosa, que quizás no llegue a ser un producto notable de Marvel, pero que tampoco desentona entre tantas y tantas reinvenciones de sus propios personajes.


Ho!

martes, 14 de octubre de 2014

Godzilla (2014)

Tras la fallida versión de Roland Emmerich, parecía difícil que el cine estadounidense se atreviera de nuevo a llevar a sus salas al conocido monstruo japonés, pero tal vez el éxito de 'Pacific rim' diera algo de alas a una nueva película del daikaiju más famoso.

Filipinas, 1999. En una excavación científica se encuentra una gran gruta y un sendero descomunal dejado por una criatura en dirección a la playa. Poco después, una central nuclear en Japón sufre un accidente y toda la zona queda en cuarentena durante 15 años. Un padre y su hijo, que perdieron a la madre en el siniestro, regresan a la zona para investigar la causa real del incidente, y descubren que los militares han ocultado la existencia de un monstruo prehistórico que se alimenta de radiación y que hasta entonces estaba aletargado. Cuando se escape, solo habrá una cosa sobre la faz de la Tierra que pueda detenerlo: el rey de los monstruos, el mítico Godzilla.

La película está dirigida por Gareth Edwards, y protagonizada por Aaron Taylor-Johnson, Ken Watanabe, y Bryan Cranston entre otros.


Lo mejor de esta película se da a las primeras de cambio, un prólogo que aúna la ficción con hechos históricos, mostrado además con mucho tino, a partir de entonces viene un drama familiar para darle algo de consistencia a las dos horas que dura la película y que se desarrolla entre entretenidísimos ataques de los monstruos, y maniobras militares para contrarrestarlos.

La película cuenta con unos efectos especiales excelentes, pero personalmente me ha decepcionado, si bien los artífices sacan pecho del número de polígonos de Godzilla y tal, la realidad es que abusan tanto de sombras, siluetas, penumbra, etc.,  que la mayoría de veces terminas sin saber qué está pasando en pantalla, desluciendo así gran parte del trabajo técnico.


Una notable película, que seguramente pudiese haber pulido algunos de sus defectos, pero que dentro de lo que cabe ofrece lo que promete.


Ho!

sábado, 11 de octubre de 2014

Los años dulces

'Los años dulces' es la traducción que recibió el manga 'Sensei no kaban' (que vendría a significar algo así como "El maletín del profesor"), una obra de Jiro Taniguchi compuesta por dos tomos editados en España por Ponent Mon.

En la taberna que frecuenta, Tsukiko, de treinta y siete años, encuentra a un hombre solitario y elegante que le dobla la edad. Se da cuenta de que le conoce: había sido su profesor de japonés. Ella es soltera, él vive solo. Un interés mutuo los lleva a verse de vez en cuando, y pronto empiezan juntos a improvisar planes. De forma imperceptible, por medio de pequeños gestos, establecen una complicidad que se transforma en profundo cariño.  

La obra adapta la novela de Hiromi Kawakami 'El cielo es azul, la tierra blanca'.


Tras la ligera decepción que me llevé con 'Enemigo', tenía la esperanza de que esta obra me volviera a acercar a Taniguchi, y ciertamente así ha sido, y es que 'Los años dulces' es un manga que lleva el término costumbrista a su máximo exponente, porque en la historia vamos conociendo a dos personajes totalmente dispares entre platos y platos japoneses, donde uno va pasando las páginas con la sensación de que no pasa absolutamente nada, pero cuando pasa, es cuando nos damos cuenta de cómo Taniguchi ha conseguido presentarnos a los personajes de forma que podamos entender perfectamente sus motivaciones.

Quizás la historia no haya conseguido calarme en exceso, y el desarrollo pueda ser predecible, pero como se suele decir en estos casos, 'Los años dulces' no sigue un camino con el único objetivo de llegar a su fin, sigue un camino para que uno disfrute con él. Mención especial para la última historia (un poco ajena a la historia principal, pero bonita y fantasiosa).


Lo que sí que he sacado en claro con este manga es que tengo que ir a un japonés para probar al menos unos cuantos de los muchos platos que han explicado a lo largo de los dos tomos :P


Ho!