lunes, 2 de marzo de 2015

Mi particular "boicot" a las editoriales

De mis principales aficiones (videojuegos, cine, manganime), el manga es posiblemente el que más miedo me da cuando decido comprar alguna serie nueva, porque, salvo las series cortas o los tomos únicos, es donde más dinero arriesgo, ya sea porque la historia degenere mucho (y termino abandonando la serie después de haberme gastado tanto dinero en muchos tomos), o que la editorial te deje tirado si las ventas no son las que esperan.

Cuando empecé en el mundillo se podría decir que se vivía un auge, mucha gente se fue aficionando, la banda ancha de internet permitió a los fansubs dar a conocer multitud de animes japoneses que enganchaban a las nuevas generaciones que no disfrutaron del boom del anime en la tele, las editoriales arriesgaban más... todo parecía ir viento en popa, pero cuando se llega a un punto tan alto es difícil mantenerse, y cuando a eso le juntas que en este tipo de auges siempre hay gente a la que se le pasa la "moda", y que los precios que hay aquí en España no han sabido adecuarse a la crisis, pues deriva en la situación actual, donde algunas editoriales del mundillo se han ido a pique, y otras han ido mermando la calidad de sus ediciones, o directamente cancelan la serie dejando tirados a sus clientes.

Comprendo que las editoriales están aquí para ganar dinero, y seguramente a su componente humano les duela más el fracaso de ver que una serie por la que apostaron no termine de cuajar, que a mí que me cancelen la serie; comprendo también que una editorial se termine yendo a pique por infinidad de razones dejándote a medias (lo comprendo aunque no pueda evitar acordarme de la familia de algunos al ver mi colección de 'Yawara' a medias, y 'Saint Seiya: Episodio G' inacabada a falta de un tomo); pero lo que ya no soy capaz de comprender es cómo una editorial decide escupir en la cara a todos los que confiaron en ellos y abandonar una serie a falta de un miserable tomo (hablo de Panini manga y 'Gurren Lagann'), porque sinceramente, si tan mal va la serie, entiendo que la cancelen, pero si te quedan unos pocos tomos haz el esfuerzo sólo por mantener contentos a esos que han depositado su dinero confiando en ti, y si no puedes hacer el esfuerzo, pues editas el tomo más caro, pero no les dejes tirados, aunque sólo sea por tu imagen de empresa.

Ante lo visto yo he tomado una decisión tajante, editorial que me haga una jugarreta de estas, editorial a la que no le compro nada hasta que se retracten, y si no se retractan allá ellos, un comprador que pierden. A Panini manga no pienso comprarle absolutamente nada (igual que como-se-llame que salga de lo que era EDT o Mangaline), y si se diera el casual que sacaran una nueva serie que me hiciera replantearme dar marcha atrás a esta decisión, únicamente lo haré cuando hayan terminado de editar la serie entera (algo que cada vez me pienso más si no hacerlo con todas), porque no pienso financiarles de nuevo ningún otro proyecto para que me la jueguen igual.


Ho!

jueves, 26 de febrero de 2015

El francotirador (2014)

Desde la fallida 'J. Edgar', el bueno de Clint Eastwood llevaba unos años faltando a su cita anual con una película para competir por los Oscars, quizás porque estuvo ocupado volviendo a actuar delante de las cámaras, o quizás porque quiso tomarse con más calma el que pudiera ser su próximo asalto, 'El francotirador' (o 'American sniper'), basada en la vida de Christopher Scott Kyle.

El marine del grupo de operaciones especiales de la marina de los Estados Unidos, Chris Kyle, es enviado a Irak con una sola misión: proteger a sus compañeros de ejército. Su precisión milimétrica salva incontables vidas en el campo de batalla y, a medida que se extienden sus valientes hazañas, se gana el apodo de "Leyenda". Sin embargo, su reputación también crece detrás de las líneas enemigas, de manera que ponen precio a su cabeza y se convierte en objetivo prioritario de los insurgentes. También se está enfrentando a otra batalla en casa: ser un buen marido y padre desde el otro lado del mundo. A pesar del peligro, Chris sirve durante cuatro angustiosas misiones en Irak, personificando el emblema del credo de los SEAL: "no dejar a ningún hombre atrás".

La película está protagonizada por Bradley Cooper y Sienna Miller.


He ido al cine con algo de recelo, ya que las opiniones que más leía coincidían en determinar la película como excesivamente conservadora, o "americanada", lo cual es cierto, pero creo que por una ocasión ese tipo de términos son totalmente necesarios en una película. Me explicaré mejor, desconozco la reputación de Chris Kyle y qué de cierto es en lo que se cuenta, y también si Clint Eastwood ha adaptado correctamente su autobiografía, lo que sí que tengo claro es que sólo un personaje con una educación muy conservadora, y con un gran patriotismo (de eso que tienen tanto los estadounidenses y que muchos no terminamos de entender), es capaz de quedarse anclado al campo de batalla cuando todos querían irse de ese infierno. Por esto, considero normal que esta película no cuestione en ningún momento la guerra de Irak, ni las actuaciones de los soldados americanos, 'El francotirador' es una película que gira en torno a cómo un soldado americano es incapaz de volver del frente incluso estando en casa con su familia.

La actuación de Bradley Cooper es muy destacable, se mueve muy bien en el papel de militar, pero creo que es más reseñable cuando representa la faceta más "paleta" del personaje, capaz de alistarse en el ejército e ir a la guerra porque no le gusta lo que ve en la tele, que el campo de batalla es capaz de dar un sentido a su vida que no consigue con su familia, etc. También la labor de Eastwood es muy correcta, con una dirección de mucho oficio y con notables escenas de acción, pese a algún que otro cliché ya común dentro del género, o que prefiera no ahondar en las razones del paradójico final.


Quien busque una autocrítica estadounidense esta película no es lo que busca. Quien quiera hacer alguna que otra lectura interesante, entonces sí.


Ho!

lunes, 23 de febrero de 2015

Mario & Luigi: Dream team bros.

A mediados del 2013 nos llegó para Nintendo 3DS la cuarta entrega del spin-off más portátil de Mario desarrollado por AlphaDream.

Un tranquilo día de vacaciones acaba como suelen empezar todas las historias de Mario. La princesa Peach es secuestrada a través de un misterioso portal. Esta vez el hermano cobardica del fontanero será la pieza clave en su rescate. Peach permanece cautiva en el mundo de los sueños y Luigi mientras duerme será la vía para poder rescatarla. 

Un jRPG con combates por turnos muy característicos donde sólo podremos jugar con Mario y Luigi.


Tras tres entregas (a cada cual mejor a mi parecer), cabía esperar que en algún momento los chicos de AlphaDream pudieran no estar a la altura, y en mi opinión esto es lo que ha ocurrido con 'Dream team bros.', y es que el título se me ha hecho muy cuesta arriba en gran parte del juego (sobretodo en las primeras horas de continuo, y excesivo, tutorial, pero también en gran parte del juego donde el ritmo se veía cortado por continuas conversaciones). Por otro lado, si bien cada entrega me había parecido muy fresca, esta entrega me ha parecido que repite demasiado el patrón de su predecesor, con esa mezcla de perspectiva clásica de la exploración de las zonas de las islas, y la perspectiva en dos dimensiones de los sueños.

Dejando a un lado estos puntos, el juego sigue fiel a lo que ha sido la saga durante todos estos años: divertido, y con combates muy dinámicos y amenos. En cuanto a los aspectos técnicos, lo más reseñable es todos los detalles de animación de los hermanos, y lo genial que son algunos temas (mención especial a la melodía habitual de los jefes, pegadiza como ella sola). Por otro lado, el efecto 3D del juego me ha gustado bastante, aunque cabe destacar que al principio me pasaba bastante desapercibido, poco a poco me iba resultando muy agradable, fluido y vistoso.


Bajo mi punto de vista la peor entrega de las cuatro, pero aún así no deja de ser un título notable, con bastante contenido para alargar las 30 ó 40 horas que ofrece la historia de por sí.


Ho!

viernes, 20 de febrero de 2015

Cincuenta sombras de Grey

La pasada semana se estrenó en nuestros cines la adaptación de la novela erótica 'Cincuenta sombras de Grey', dirigida por Sam Taylor-Johnson, y protagonizada por Dakota Johnson y Jamie Dornan.

Anastasia Steele es una estudiante de literatura que recibe el encargo de entrevistar a Christian Grey, un joven empresario de éxito muy atractivo y que desprende carisma por todos sus poros. Al poco se ve seducida y encuentra en su interior un deseo ardiente de estar con y para él.

A veces a uno le toca ver lo que le toca ver, y a mí me ha tocado ver esto.


He de reconocer que tenía algo de curiosidad por ver el porqué del éxito de la novela de la señora E.L. James, y la respuesta ha sido bastante desconcertante, entiendo que la relación que muestra 'Cincuenta sombras de Grey' funcione como fantasía erótica, con ese romanticismo camuflado entre escena y escena de sumisión, pero no termino de entender cómo puede haber chicas que vean a Christian Grey, un controlador bastante machista, como un ideal... tal vez por aquello de que una meta en las mujeres (algunas mujeres) es cambiar a los hombres.

Ciñéndome a la película, digamos que estamos ante una adaptación bastante suave, donde el sadomasoquismo lo venden como caricias, y que, pese a ser un producto claramente dirigido a las mujeres, era más habitual ver a Dakota Johnson desnuda completamente que no el torso de Jamie Dornan. Por otro lado, cabe destacar que el personaje de Anastasia Steele me ha resultado muy confuso y muy poco definido, parece un batiburrillo de personalidades totalmente cambiantes. El personaje de Christian Grey en cambio, es plano, con su halo de misterio que invita a cualquier mujer a escarbar en su interior, pero totalmente plano.


Dos horas bastante aburridas de cine, donde sólo salvaría quizás algún tema de Danny Elfman.


Ho!

miércoles, 18 de febrero de 2015

Mi peculiar guía del 'Link's awakening'

En el último podcast de ¿AQJJ? comenté que aún conservo una libretita de cuando era pequeño, donde apuntaba todos los passwords de los juegos, trucos, etc., y una cosa que también tengo apuntado es una especie de "guía" (no sé si llamarla así porque es tremendamente escueta, sólo me servía para refrescar la memoria) del juego 'The legend of Zelda: Link's awakening' de Game Boy, donde yo me apuntaba un poco los pasos más generales a seguir, remarcando si había alguna cosa que me hubiese costado (esta guía la hice porque el juego me lo iba pasando al mismo tiempo que un amigo, recuerdo que estuvimos estancados mucho tiempo en un punto, y cuando él se fue de vacaciones yo pasé ese punto y adelanté mucho, y tenía miedo de que luego si él se atascaba yo ya no me acordara de qué tocaba hacer, luego decidí terminarla).

Pues bien, a petición popular he decidido subirla, para vuestro deleite. No me tengáis muy en cuenta la caligrafía, ni todas las faltas ortográficas y gramaticales que hay (he visto alguna que me ha ruborizado), pero por aquella época aún estaba en proceso de formación xD




Ho!

sábado, 14 de febrero de 2015

Suiiki

De la autora de 'Mushi-shi', Yuki Urushibara, nos llega 'Suiiki', un manga compuesto por dos tomos:

Un verano especialmente abrasador y además marcado por la escasez de agua. La pobre Chinami no aguanta más y se desmaya víctima de la sed y del agotamiento. Al despertar, se encuentra en un pueblo misterioso junto a un río cuyas aguas esconden secretos del pasado...

La obra se publicó originalmente en Japón por el 2009, aquí en España se licenció el año pasado de la mano de Milky way ediciones.


Sólo cinco palabras fueron suficientes para que me hiciera con este manga "de-la-autora-de-'Mushi-shi'", y es que 'Mushi-shi' es una de mis obras favoritas (tanto el manga como el anime), y si encima son sólo dos tomos pues era impensable darle la espalda a este manga.

Si bien es cierto que a veces uno coge con recelo una segunda obra de un autor, por miedo a que no esté a la altura, he de decir que con 'Suiiki' Yuki Urushibara nos ofrece una historia a la altura de las que componen 'Mushi-shi', con ese ambiente fantasioso, pese a estar atada a una situación más actual regida por un mayor realismo. Además lo hace con un claro mensaje: la dualidad japonesa entre su cultura y pasado, y la modernidad y presente en el que se mueve el país. Sin olvidarse de la humanidad que la autora consigue dar siempre a sus personajes.


Decir que me ha encantado es poco, no la considero perfecta porque me ha resultado inevitable ver a 'Suiiki' dentro de la larga sombra de 'Mushi-shi', pero sí me atrevería a decir que si 'Suiiki' fuera una de las obras autoconclusivas de 'Mushi-shi'... sería una de las mejores :)


Ho!